Dos proyectos de ley fueron ignorados por el presidente encargado, mismos que buscaban eliminar privilegios que tienen unas pocas empresas de radiodifusión de Lima. Entérate aquí.

El saliente presidente encargado Francisco Sagasti, causó un gran descontento tras dar la espalda a dos proyectos de ley relacionados con la inversión y descentralización en publicidad y medios de difusión locales y regionales. En tal sentido, el funcionario observó los proyectos, mismos que beneficiaban a los medios locales y regionales de todo el Perú.

Por su parte los representantes de los medios locales no demoraron en pronunciarse al respecto y señalaron que  “Es un acto de postergación a las necesidades de los medios locales y regionales”, dijo Edgar Guevara, Director de la Coordinadora de Medios Locales del Perú.

Uno de los proyectos se refiere la Ley de Publicidad Estatal que modifica e incorpora varios artículos a la Ley 28874, eliminando privilegios que tienen unas pocas empresas de radiodifusión de Lima, y que además descentralizaba la inversión pública de publicidad en los medios locales y regionales de todo el país.

LEE TAMBIÉN: Inversión publicitaria crecerá en América Latina un 17,7% entre 2021 y 2022

Mientras que el otro proyecto de Ley observado, se refiere la formalización de las empresas de radiodifusión y continuidad de sus operaciones, dándoles facilidades por única vez para el cumplimiento de sus obligaciones económicas, técnicas y administrativas de aquellas empresas que habían sido canceladas sus autorizaciones por errores administrativos.

En cualquiera de los dos casos, Sagasti, a solo un día de dejar su encargatura presidencial, observó ambos proyectos que fueron aprobados por mayoría en el Pleno del Congreso y se alineó con la votación en minoría de los congresistas del Partido Morado, lo cual es criticado por los radiodifusores locales y regionales de todo el país.

Según los especialistas, ambas autógrafas deben volver a la Comisiones Transportes y Comunicaciones del Congreso, allí los nuevos parlamentarios deberán evaluar si se allanan a las observaciones del Ejecutivo o lo remiten al Pleno del Congreso para su aprobación por insistencia. También cabe la posibilidad de mandar al archivo ambos proyectos de Ley, dijeron los especialistas. Todo depende de la voluntad política de los nuevos parlamentarios.