Con este movimiento, Heinz busca avanzar que todos sus envases sean reciclables, reutilizables o compostables en todo el mundo de cara al año 2025.

En el camino por hacer más sostenibles a las industrias, el packaging se ha convertido en una de las principales expresiones de las marcas. En los últimos años, decenas de organizaciones han apostado por el reciclado de materiales como el papel, el cartón y la madera para elaborar estos empaques. Heinz se ha sumado a este movimiento.

En colaboración con Pulpex, compañía especializada en tecnología para el embalaje, y pretende, la marca estadounidense está desarrollando una botella de papel renovable y reciclable, fabricada al 100% con pulpa de madera de origen sostenible.

“El desarrollo de este nuevo envase, creado a base de papel reciclable, demuestra que Heinz sigue apostando por ofrecer a sus consumidores los mejores productos con los mejores envases posibles para un futuro sostenible”, ha asegurado Elisenda Picola, directora de Marketing de Heinz España, en un comunicado.

Lee también: USMP estrena nuevo logo por su 60 aniversario

Ambas empresas se encuentran diseñando un prototipo de esta botella para probar su utilización tanto para el kétchup de tomate como para otros formatos de envases en los próximos años. Con este movimiento, Heinz busca avanzar en su propósito de lograr que todos sus envases sean reciclables, reutilizables o compostables en todo el mundo de cara al año 2025.

Desde Pulpex aseguran que la huella de carbono de sus envases es sustancialmente menor que la de los de vidrio o plástico, y se espera que sean fácil y ampliamente reciclables en los contenedores habituales de residuo de papel.

«Creemos que la proyección de los envases fabricados a base de papel es enorme a nivel mundial, y que empresas globales como Heinz adopten este tipo de tecnología innovadora supone una buena noticia no solo para los consumidores, sino también para el planeta», ha expresado Scott Winston, CEO de Pulpex, en un comunicado.

Los siguientes pasos para el desarrollo de este envase se centrarán en la realización de pruebas del prototipo para evaluar su rendimiento antes de probarlo entre los consumidores y lanzar las botellas definitivamente al mercado.