Tierra. La campaña realizada por la agencia BBK Group comenzó el lunes 5 de junio en Chile y Argentina. Sin embargo, posteriormente se irá compartiendo en otros países.

En el Día Internacional del Medio Ambiente, Greenpeace junto a la agencia BBK Group presentó un corto animado que buscaba concientizar sobre el cuidado de la Tierra y protegerla ante la emergencia climática antes que ir en búsqueda de otros planetas.

El protagonista del material audiovisual es ZOIO, un extraterrestre de un ojo que comienza a explorar el planeta luego de que una nave espacial que cae en la Tierra. Así, descubre la nieve, camina por los bosques, observa los animales y bucea en el mar.

Sin embargo, ZOIO despierta y se da cuenta que era un sueño, porque en realidad está en su planeta, un lugar árido, rocoso, sin verde alrededor y desde donde observa la Tierra. “El planeta soñado ya lo tenemos. Antes de buscar otro, salvemos el nuestro. Súmate. Greenpeace”, dice el corto al final.

Lee también: Ley de publicidad estatal: Ahora el Estado debe destinar como mínimo el 30% del presupuesto a medios regionales

“El desafío era crear un nuevo foco de atención y vimos una oportunidad en esta carrera espacial que están teniendo los multimillonarios mirando para afuera, cuando tenemos un planeta increíble adentro” señala Matías Wolff, director general creativo de Agency BBK Group para LatinSpots.

Wolff agrega “en la medida que se iba aprobando en las diferentes instancias regionales, quedó en evidencia que se trataba de una campaña que podía aplicar a nivel mundial”. Cabe indicar que la pieza no tiene texto (a excepción de las líneas del cierre) y está pensada para que tenga un lenguaje universal.

La campaña oficial comenzó el lunes 5 de junio en Chile y Argentina. Sin embargo, posteriormente se irá compartiendo en otros países.

“La duración dependerá de lo orgánico de su comportamiento, pero hemos considerado un par de meses porque estamos seguros que es una pieza que dará de que hablar, que será compartida, ya que tiene que ver con lo emocional y con volver a valorar lo que tenemos”, concluye Wolff.