Consumo masivo, manufactura e industrias fueron los sectores que más se dinamizaron gracias a este sistema.

El mercado de Outsourcing, conocido también como tercerización de servicios, sufrió en 2020 los embates de la pandemia pero a partir de octubre logró un importante repunte que dejó como saldo más de 1.700 empleos directos generados, especialmente en los sectores de Consumo masivo, manufactura e industrias.

Según Sergio Aguirre, Gerente de Outsourcing Industrial de Adecco Perú y Lorena Carbone, Gerente de Sales & Marketing en Adecco Perú, durante los primeros cuatro meses se sintió un fuerte impacto debido a la incertidumbre de la pandemia, afectando varias operaciones en la continuidad del servicio de ciertas industrias, y es que lo único que tuvo esta continuidad fueron los supermercados y el rubro de consumo masivo de productos de primera necesidad, indica una nota de prensa de la compañía.

Así, según los ejecutivos, la recomposición del mercado de Outsourcing estuvo ligada a la demanda de parte de industrias relacionadas al consumo masivo (alimentos, bebidas, cervezas, cuidado personal), al retail, a la banca, a las telecomunicaciones y tecnologías, a la manufactura e industrias en general.

Al respecto, Aguirre señaló que las industrias de cervecería, de manufactura, de bienes de consumo, de energía y minería mantuvieron una buena demanda, a pesar de la coyuntura, dando empleo formal a más de 1.700 personas.

“Estos sectores tuvieron una gran demanda de personal calificado entre los que destacaron los perfiles para puestos de operarios de producción, operarios de picking, operario de apiladores, operarios duales, estibadores, almaceneros, auxiliares de limpieza y técnicos de servicios generales” apuntó.

Por su parte, Carbone explicó que, dada la coyuntura y temas de aforo, las empresas de consumo masivo demandaron más perfiles para posiciones de reponedores y mercaderistas con el objetivo de abastecer las góndolas y mercados.

“Los centros comerciales, por ejemplo, acatando las nuevas reglas, dejaron de demandar impulsadoras o degustadoras para que la mercadería solo esté exhibida en los puntos de ventas. Esto generó que las empresas, a su vez, dieran más importancia a la foto de éxito o exhibición en el punto de venta, necesitando así más mercaderistas y reponedores que aseguraran esta exhibición” señaló.

Finalmente, la ejecutiva destacó que, ante esta nueva normalidad, canales como tiendas por conveniencia y de cash & carry empezaron a tener mayor relevancia para los consumidores pues son los formatos que empiezan a ser más atractivos para las compras, y que demandarán en el corto plazo servicios de Outsourcing.