Las llamadas marcas premiun son aquellas que se perciben como más lujosas, exclusivas o prestigiosas que las marcas convencionales en una categoría determinada.

Algo tan común como lo son las letras mayúsculas pueden hacer la diferencia a la hora de captar clientes y es que los nombres de marcas escritos en altas generan la sensación de que son referentes premium.

Psicólogos descubrieron que los caracteres en mayúsculas tienen un efecto sutil pero constante en lo premium que parece ser una marca. 

Hoy día las llamadas marcas premiun son aquellas que se perciben como más lujosas, exclusivas o prestigiosa que las marcas convencionales en una categoría determinada.

A eso se le suma que estas tienen una mayor calidad y precio, y una imagen social más única que las marcas convencionales, lo que las hace atractivas para quienes quieren sentirse exclusivos.

En la opinión de los consumidores sobre marcas influyen las señales visuales como el color, la forma y el empaque. Esto es decisivo a la hora de tildar una marca como premium o no

Es por esta razón que los caracteres escritos en mayúsculas captan más la atención de los consumidores, se destacan más que las minúsculas y esa notoriedad hace que el individuo la correlacione a lo premium

A partir de esto es preciso inferir que elegir o cambiar una letra, ya sea en mayúscula, minúscula o mixta, puede tener un gran impacto en la posición de la marca.

Esto lo han entendido marcas que ya son consideradas premium como Dior y Berlutuque que han decidido cambiar a letras mayúsculas en los últimos años.

Ahora bien se debe tener cuidado porque cada forma tiene una lectura. Los minoristas debe ser meticulosos a la hora de tomar estas decisiones, pues las letras minúsculas pueden tener un efecto mayor cuando se anuncian productos que se compran al por mayor o que se cotizan continuamente en el rango bajo. En cambio al anunciar productos premium, las letras mayúsculas pueden aumentar la prima del producto.

En resumidas cuentas las letras mayúsculas pueden aumentar la calidad de la marca y eso impulsa a que los clientes se motive a pagar precios más elevados.

Las letras minúsculas son mejores para las marcas principales que mantienen una estrategia de pequeñas ganancias con precios bajos.