El Social Media Manager adquiere mayor importancia para desarrollar estrategias y plasmar los objetivos de una marca en redes sociales

Las empresas saben que para optimizar su presencia en redes sociales, deben llevar a cabo una buena estrategia en manos de profesionales. Por ese motivo es que el Social Media Manager es una profesión sumamente demandada en la actualidad, pero ¿cuál es su principal función?

El Social Media Manager está encargado de planificar la estrategia de una marca en los medios sociales, con el fin de lograr los objetivos de la empresa. Los principales requisitos para cumplir con ese puesto son habilidades comunicativas, estratégicas, mantenerse actualizado y tener una mente muy abierta. 

Sin embargo, existen tres aspectos fundamentales que todo Social Media Manager debería tener.

Cuidar a su comunidad

Crear una comunidad requiere un gran esfuerzo, sin embargo, los beneficios de escuchar y simpatizar con ella vale la pena. De hecho, una comunidad sólida tiene influencia directa con la imagen de la marca.

Es por ello que el profesional de social media debe interactuar, ayudar y compartir sus conocimientos con la comunidad. Por ese motivo, resulta importante ofrecer contenido de calidad en los canales digitales, así como saber escuchar con atención y generar respuestas. De esta manera, la marca recibe información de los usuarios, lo cual permitirá afinar la estrategia.

Se trata de generar un ambiente de confianza y ofrecer contenido de valor, no solo publicitario. También es importante ofrecer algo de su interés, por lo que se verán tentados a volver por más. Asimismo, la comunicación debe ser natural y deben tomarse el tiempo de contestar de la manera más personalizada posible.

Planificar contenido y analizar las métricas

El Social Media Manager debe elaborar un plan estratégico de comunicación digital. Este debe definir el contenido que se quiere publicar en redes sociales, como Facebook o Instagram. Para lograrlo se necesita una buena organización y disciplina. Asimismo, debe quedar bastante claro los objetivos en las redes sociales y cuál será la base para conseguir las metas planteadas.

Es por ello que para definir los objetivos, el Social Media Manager debe tener un conocimiento profundo de la compañía para la que trabaja, por lo que resulta fundamental que escuche y conozca la empresa y su competencia. Asimismo, saber qué metas se ha propuesto la empresa y, de esta manera, fijar objetivos claros en el social media plan y, por último, tener bien claro cual es el público objetivo.

Por otro lado, las métricas, las cuales sirven para conocer el detalle sobre qué contenido está funcionando y cuál no, sirven para orientar la estrategia y crear nuevas oportunidades.

Realizar Networking

Un buen Social Media Manager debe estar en proceso de aprendizaje continuamente. Esto implica conocer las últimas novedades y aplicarlas en el trabajo que realiza en la compañía. Es por ello que resulta importante relacionarse con los demás y hacer contactos profesionales, así como mostrar predisposición a seguir aprendiendo y conocer expertos en diversas materias.


Si quieres conocer más acerca del curso especializado de Marketing y Ventas. Regístrate en el siguiente formulario: