El dispositivo, diseñado en Corea del Sur, es digno de cualquier película de futuro distópico. Mira en esta nota cómo funciona.

Es uno de esos casos en los que la realidad supera la ficción y en los que nos preguntamos ¿quién manda a quién? cuando hablamos de tecnología.

Un diseñador industrial originario de Corea del Sur ha presentado en Seúl una solución plena de humor negro que dice, será de utilidad a los «zombis de teléfonos inteligentes» a quienes se les hace imposible apartar la mirada de la pantalla el tiempo suficiente para evitar chocar contra una pared u otro obstáculo, reseñó Reuters.

El autor del invento se llama Paeng Min-wook y tiene 28 años de edad. El globo ocular robótico que ha inventado lleva por nombre «El tercer ojo», y su target son los usuarios obsesivos de smarthphones (hoy día casi todo el mundo), quienes podrán adosarlo a su frente mientas caminan para poder caminar de forma «segura» sin vista al paisaje.

El dispositivo funciona así: el ojo abre su párpado si detecta que el usuario ha bajado la cabeza para ver la pantalla de su teléfono. En ese estado de alerta, el ojo detecta cuando un obstáculo está a uno o dos metros de distancia y emite una notificación para que el transeúnte cambie de rumbo o al menos levante la mirada y decida.

Esto lo logra gracias a un sensor giroscópico para medir el ángulo oblicuo del cuello del usuario y un sensor ultrasónico para calcular la distancia entre el ojo robótico y cualquier obstáculo. Ambos sensores están conectados a un microcontrolador de placa única de código abierto, con paquete de baterías.

Una advertencia a la humanidad del futuro

La afirmación del diseñador es un poco macabra y poco alentadora sobre la sociedad del mañana: «Esta es la mirada de la humanidad futura con tres ojos».

El propio autor del invento está conciente de lo que este significa. De hecho, dijo que El tercer ojo fue pensado como una advertencia, no como una solución real. «Al presentar esta solución satírica, espero que la gente reconozca la gravedad de su adicción a los dispositivos y se mire a sí misma», dijo, citado por Reuters.

Paeng tiene un posgrado en ingeniería de diseño de innovación en el Royal College of Art y el Imperial College de Londres.