De esta forma, la empresa tecnológica busca introducirse de lleno en los servicios de tecnología financiera ofreciendo múltiples funciones como pagos, transferencias, retiros y más.

Alphabet, la compañía detrás del motor de búsqueda más importante hasta el momento, Google, fortalece su participación en el mercado financiero con la compra de la startup japonesa Pring. El costo de la negociación ascendió la cifra de los 200 millones de dólares, la intención era ofrecer servicios como pagos y transferencia en Japón, algo que ya habían hecho en otros destinos como Estados Unidos e India.

Las operaciones que ofrece la startup no requieren el uso de efectivo, algo que potenciará su presencia en el sector, puesto que los japoneses suelen preferir este tipo de transacciones. Pring además ya cuenta con acuerdos con 50 bancos japoneses, entre ellos están los más importantes del país asiatiaco. 

Otro punto a favor de la negociación es que la startup se encuentra asociada a la cadena de tiendas 7 Eleven, un hecho que le confiere ventajas sobre otros proveedores de servicios de pago sin efectivo puesto que la relación con los potenciales clientes es directa.

Aunado a esto ya cuentan con 450 empresas japonesas, incluida la compañía Nippon Gas, las cuales utilizan Pring para reembolsar pagos a sus empleados. La plataforma, además, permite a sus usuarios realizar pagos, transferencias de efectivo y retiros en dispositivos móviles inteligentes y computadoras.

Hasta ahora, Google necesitaba de Visa o Mastercard como puente para desarrollar las operaciones de servicios financieros, pero esto ya no es así, por lo menos en el mercado japonés, por lo que se espera que el gigante tecnológico emule la misma estrategia en otros mercados.