La estrategia de la marca contribuirá con la reducción de gestiones de transporte de los productos y también permitirá cumplir con los pedidos de suministros de emergencia con mayor rapidez.

Perú ha sido una pieza importante en la expansión de Kimberly-Clark y sus operaciones por América Latina. Por ello, se ha dado la tarea de fortalecer su brazo logístico en el país con la inauguración de nuevos almacenes en los distritos de Lurín y Villa el Salvador, puntos a los que ahora se le suma la apertura de un nuevo centro de distribución en la zona de Huachipa, cuya amplitud alcanza los 17 000 metros cuadrados.

El nuevo centro de distribución apunta a centrar su gestión logística, agilizar las reposiciones de stock, reducir el flete por el traslado de producto y mejorar el nivel de servicio a los clientes. La estrategia contribuirá con la reducción de gestiones de transporte de los productos y también permitirá cumplir con los pedidos de suministros de emergencia con mayor rapidez.

Contará con sistemas informáticos y tecnológicos

El centro será el primero en el país en usar un sistema de gestión logística integrado con SAP, lo que garantiza que toda la información sea accesible en línea.

Además, es el primer almacén en contar con el sistema de Batch Management en Latinoamérica, mismo que asegura la trazabilidad de los productos terminados a sus clientes y permite identificar el lote de producción despachado.