La 47° edición del torneo regional de selecciones, que inicia este domingo en Brasil, no para de enfrentar contratiempos. Te contamos aquí qué pasó con este patrocinante que ha estado presente en la justa desde 1992.

No hay duda que esta edición de la Copa América ha sido una de las más accidentadas en la historia del torneo. Luego haber sido aplazada el año pasado producto de las crisis sanitaria y de que este año, a último momento, se cambiara de sede de forma intempestiva, ahora se presenta una avalancha con los patrocinios.

Es así como las nuevas noticias desafortunadas para la justa organizada por la Conmebol indican que Mastercard, empresa que de forma ininterrumpida ha sido sponsor de la justa desde 1992, decidió no exponer sus marcas ni imagen en la Copa.

«Después de un análisis criterioso, decidimos no activar nuestro patrocinio a la Copa América en Brasil», indicó la multinacional estadounidense en una nota remitida a varias agencias de noticias internacionales.

Desde la empresa detallaron a la agencia Efe que Mastercard sigue siendo patrocinador oficial de la Copa América en virtud del contrato vigente, pero que optó por no exponer su marca en esta edición en concreto.

La decisión de Mastercard se da en medio de críticas por la decisión de último momento de la Conmebol de retirar la Copa de Argentina por motivos sanitarios y trasladarla a Brasil, que está luchando con uno de los peores brotes de covid-19 del mundo.

De hecho, la semana pasada se especuló con un posible boicot por parte de los jugadores de la selección de Brasil, quienes finalmente anunciaron que sí participarán en el torneo aunque lo desaprueben.

«Estamos en contra de la organización de la Copa América, pero nunca le diremos no a la selección brasileña», enfatizaron en un manifiesto. Aún así, el evento sigue en vilo, pues la Corte Suprema de Brasil analizará desde el próximo jueves dos recursos que piden la suspensión.

Quedan varios días para conocer la situación con el resto de los patrocinantes y si el panorama mejora o empeora para la actual edición del torneo de selecciones más antiguo del mundo.