La empresa asegura que ha sufrido un daño comercial “irreparable” debido a las minoristas, fabricantes y distribuidores que han reproducido su producto insignia de forma ilegal.

Crocs se ha posicionado en el mercado con productos que muchos consideran “feo”, pero que han valorado por el confort que ofrecen. Tal parece que su popularidad no es indiferente entre los competidores de la marca, quienes han replicado este calzado de forma aparentemente ilegal y el motivo por el que su creador ha decidido introducir una demanda en contra de Walmart y otras 20 minoristas, fabricantes y distribuidores.

Walmart y Hobby Lobby son dos de las marcas más importantes salpicadas en el mercado norteamericano puesto que no solo han replicado el producto, sino que han sido acusadas de vender imitaciones de Crocs a precios bajos. Esto ha traído como consecuencia, de acuerdo con la marca, un daño comercial “irreparable».

“Dada la cantidad prácticamente infinita de estilos de calzado diferentes y no infractores que existen hoy en día, y que están disponibles para otras empresas de calzado, los competidores de Crocs no tienen ninguna necesidad competitiva real de utilizar las marcas 3D de Crocs en el comercio” señalaron desde la empresa.

Contrario a lo que muchos piensan, las grandes empresas han copiado este diseño no por la promesa de comodidad que ofrece a sus consumidores, es el poder de retorno que este ha provocado en el mercado. Crocs reportó durante el segundo trimestre del 2021, ingresos récord por más de 640 millones de dólares, evidenciando un crecimiento de 93.3 por ciento en comparación al mismo periodo del año pasado.