Connect with us

ACTUALIDAD

«Comer en un restaurante se convertirá en un bien de lujo»

Publicado

on

El especialista en mercados financieros, Conor Sen, asegura que el distanciamiento social y los mayores costos laborales forzará un cambio radical en la forma de hacer negocio de restaurantes y bares.

La aparición del coronavirus en el mundo ha generado como ya se sabe la primera gran crisis económica de la nueva década, una situación que según aseguran diversos especialistas supondrá grandes y difíciles retos para industrias como la alimentaria. Conor Sen, actual columnista de mercados financieros, da a conocer los principales puntos que todo restaurante y bar que logre sobrevivir la crisis debe tener en cuenta.

Distanciamiento social

Aún tras concluida la cuarentena, el distanciamiento social seguirá siendo una medida necesaria a la cual personas e industrias tendrán que acoplarse hasta llegar a la normalidad esperada. Ello llevará en específico a los restaurantes y bares a tener que realizar cambios como la reducción del número de comensales permitidos.

«Taiwán, uno de los países que ha tenido la mejor respuesta a Covid-19, ha ordenado que las mesas de los restaurantes estén separadas 1.5 metros. Una política similar podría ser una forma sensata de volver a la vida normal. Quizás eliminar la mitad de los taburetes de la barra y restringir las multitudes de pie en los establecimientos de bebidas también podría ser parte de un esfuerzo para imponer el distanciamiento social», comenta Conor Sen.

LEE TAMBIÉN: Jeff Bezos afirma que las pruebas masivas son la vía para que la economía vuelva funcionar

Mayores costos laborales 

Algo que se tiene muy en claro es que la economía a nivel mundial necesitará de tiempo y correcta inversión para volver a flote. En el caso de la industria alimentaria, dada la escasez de puestos de trabajo debido al necesario recorte de personal, pondrá a disposición de restaurantes y bares una mayor cartera de posibles empleados; sin embargo tal como afirma Sen, su contratación supondrá una mayor inversión.

«Si bien es cierto que millones de trabajadores de la hostelería ahora no tienen trabajo y están disponibles para un empleo inmediato, los generosos beneficios de desempleo aprobados por el Congreso de Estados Unidos, en el proyecto de ley de rescate de 2 billones dólares pueden hacer que algunos de ellos estén menos interesados en volver a sus viejos trabajos», asegura Sen.

Sin embargo, aunque dichos datos hagan referencia Estados Unidos y sus políticas de desempleo a causa del Covid-19, múltiples países vienen generando políticas similares. Pero, de no ser el caso, aún así la exposición que esta clase de empleos generará supone un mayor salario.

Finalmente, para Conor Sen la combinación de ambas dinámicas como ejes principales dentro de una renovada industria, convertirá al servicio brindado en todo un lujo, por el cual comensales tendrán que pagar una cuota mayor a la acostumbrada. «Los restaurantes no podrán servir a tantos clientes y tendrán mayores costos de mano de obra, y es probable que muchos restaurantes no sobrevivan. La forma más obvia para los sobrevivientes de compensar esto es cobrar más por las mismas ofertas de menú, quizás mucho más».

Cabe mencionar que los comensales y marcas dentro de la industria tienen también a su disposición la modalidad de delivery. Una alternativa que toma mayor fuerza en medio de la crisis por Covid-19.


Ingresa tus datos en este formulario y recibe en tu correo el acceso a nuestro periódico N°84 totalmente gratis. Regístrate aquí:

Periodista especializada en medios digitales. Cuento con amplia experiencia y conocimiento en temas de publicidad, marketing digital, política y posicionamiento SEO. Actualmente redactora en Mercado Negro.

Advertisement

Chamba para Creativos

Advertisement

Las más leídas