Conversamos con Ignasi Argente, gerente general de Unilever Perú, quien nos dio sus impresiones sobre el desafío de dirigir una compañía de consumo masivo con propósito. Te contamos los detalles en esta entrevista exclusiva.

A finales del 2020, Ignasi Argente asumió la gerencia general de Unilever Perú, luego de 15 años de experiencia dentro de la multinacional ocupando distintos cargos, principalmente en el área de ventas y marketing, en países como Alemania, España y Holanda.

Desde entonces le ha tocado asumir el reto de dirigir la empresa en un momento de coyuntura mundial post-pandemia, marcado por cambios políticos y económicos importantes en el Perú. A propósito de esto, conversamos con él sobre esta experiencia y las expectativas para Unilever de cara al futuro.

Operamos en Perú desde hace más de 90 años, y como compañía nos hemos adaptado a diversas circunstancias, innovando constantemente en nuestra estrategia de negocio para seguir acercando productos de primera necesidad a todos los peruanos. Estamos atentos a las tendencias del consumidor, de los mercados y canales en los que operamos y con esa información estamos constantemente evaluando nuestro portafolio para satisfacer las necesidades de todos consumidores”, señaló.

Asimismo, Argente aseguró que la expectativa de Unilever es seguir adaptándose de forma ágil a las necesidades de los más de 33 millones de peruanos que consumen sus productos. En este sentido resaltó la importancia de ser pioneros en el desarrollo de marcas con propósito, con responsabilidad social y ambiental.

El marketing es fundamental en esta expectativa de la marca, y Argente lo sabe muy bien. “Nuestras marcas tienen la responsabilidad de impactar positivamente en la sociedad y el planeta, y asumimos esa responsabilidad como una oportunidad diaria de conectar con nuestros consumidores. Con esa visión seguimos consistentemente avanzando con nuestra agenda de Belleza Positiva, donde queremos ofrecer una visión de la belleza más inclusiva y equitativa. Y lo plasmamos en diferentes acciones con nuestras marcas”, dijo.

Ejemplo de esta aseveración, es la última campaña de Sedal “El nuevo rosado es soñar osado”, en la que la marca busca inspirar a las mujeres peruanas de hoy a soñar en grande, a través de la historias de seis mujeres que desafiaron a los roles de la sociedad. Asimismo, la última acción de Dove “Belleza eres tú. Belleza sin filtros, resultó ser una respuesta ante la presión de las redes sociales que daña la autoestima, especialmente de las más jóvenes.

De acuerdo con su visión de trabajo como máximo representante de la empresa, Ignacio destacó que Unilever continuará siendo pionero en impulsar y mantener conversaciones de temas  relevantes para la sociedad.


Sobre las expectativas de producción, ventas y posicionamiento para cerrar el año destacó: Estamos concentrados en acelerar el crecimiento de nuestras marcas con propósito y en potenciar a la innovación como eje fundamental, así como mejorar nuestros productos “core” para hacerlos más sostenibles y respetuosos con el medio ambiente. De esta manera, podrás estar viendo innovación en nuestras principales categorías”.

Estas estrategias explicadas por Argente pueden resumirse en la categoría de desodorantes, por ejemplo con la marca Rexona, donde se mejoró la eficacia antitranspirante de siempre con un nuevo “claim” de 72h de protección, gracias a una nueva tecnología patentada.

De igual forma en la categoría de pelo, Unilever incursiona con nuevos ingredientes como el ácido hialurónico en Sedal y Saviltal multióleos. Además, para el cuidado del hogar siguen creciendo con la “brand-love”  CIF, ofreciendo formulas biodegradables que respetan el medio ambiente.

“Estamos muy orgullosos además de poder incluir el logo PETA en nuestras marcas  Dove, Sedal o Tresemme. Ya que no solo estamos comprometidos a no testear con animales sino que queremos poner fin a este tipo de pruebas”,indicó.

Propósito de marca y sostenibilidad

Más allá del éxito comercial en ventas, Unilever busca potenciar su espíritu y ADN de marca con propósito, además de consolidarse como una compañía con prácticas sustentables.

Al respecto, el ejecutivo expresó: “Unilever tiene como propósito mejorar los momentos cotidianos de todos los peruanos para contribuir con un Perú más sostenible, inclusivo y justo. Y ese propósito de compañía lo ejecutamos no solo a través de nuestras marcas, sino que también a través de acciones con nuestra gente, de cada uno de los empleados que formamos esta empresa”.

“Sabemos que las compañías con propósito perduran, las personas con propósito prosperan y las marcas con propósito crecen, y vamos a seguir trabajando en esos 3 ejes para liderar el crecimiento sostenible en el Perú. Creando un impacto positivo en la gente, la sociedad y el planeta”, agregó.

Hoy más que nunca el público está tomando en cuenta las características ecológicas de los productos y de los procesos detrás de ellos, antes de incluirlos en su canasta, es por ello que la multinacional trabaja en mejorar su desempeño en términos de sostenibilidad.

Unilever a nivel global tiene un visión muy clara desde hace mucho tiempo que es hacer de la sustentabilidad algo cotidiano. Esta visión se materializó hace casi ya 10 años, con nuestro Plan de Vida Sustentable que tiene como objetivo hacer crecer nuestro negocio, reducir el impacto ambiental y mejorar la calidad de vida de las personas”, menciona Argente.

Las acciones de sostenibilidad incluyen distintos frentes; de acuerdo con la información suministrada por el ejecutivo, éstas son algunas de las más relevantes:

  • Reducir el uso de plástico virgen a la mitad y recolectar más del que se vende.
  • Usar fórmulas biodegradables.
  • Alianzas estratégicas, como por ejemplo la realizada con Supermercados Peruanos para contribuir con la campaña Recicla Consciente, que promueve la concientización ciudadana sobre la correcta separación de residuos, contribuyendo así a un Perú más sostenible.
  • Las oficinas y el centro de distribución de Unilever no envían residuos a rellenos sanitarios.

Todas ellas suman al gran propósito general de la compañía: contribuir con un Perú más sostenible.