Pago Fácil se desenvuelve en una categoría transaccional, por lo que es muy difícil generar tráfico incremental, pero la agencia argentina Vendaval encontró una forma de hacerlo.

Pago Fácil es un sistema de cobros tanto físicos como virtuales. Cuenta con más de 7000 sucursales de la marca, donde se cobran más de 25 millones de facturas mensuales. Al tratarse de una categoría transaccional, donde siempre hay un punto de servicio cerca de alguna marca, es muy difícil generar tráfico incremental.

Entonces, ¿cómo aumentar la preferencia por sobre la competencia para ganar volumen de transacciones? Esta es la pregunta a la que tuvo que responder la agencia de publicidad Vendaval.

Así descubrió que la marca tiene fuerza entre los no bancarizados y los bancarizados poco tecnológicos. Los consumidores que encajan en esta descripción prefieren los hábitos por encima del cambio, la seguridad y, por supuesto, realizar pagos en donde reciban comprobantes físicos.

Este último aspecto es el que decidió adoptar Vendaval para la campaña de Pago Fácil, pero para darle un toque diferencial hizo tickets de oro.

Lee también: “Los blancos son el 10% de la población, pero están en el 70% de los anuncios”, indica una campaña en México

La campaña

De acuerdo con Adlatina, teniendo en mente la crisis económica que se vive desde el 2020, la agencia construyó la idea detrás de “ticket de oro”: entregar 100 mil pesos argentinos. De esta manera se generó un impacto positivo y la idea de entrar a un Pago Fácil, cambiaba por la oportunidad de irse con un gran premio.

Con este monto en mente, los usuarios debían ser animados a intentar conseguir el ticket de oro en los Pago Fácil, haciendo crecer las transacciones físicas en un mercado sin diferenciación, y aumentando la preferencia de Pago Fácil.

La campaña se llevó por canales tradicionales como radio, televisión y redes sociales, así como también por OOH, a través de ploteo de trenes, subtes y carteles en Metrobús, en la autopista Illía así como comunicación en los locales.

Durante el primer mes de la campaña, la cantidad de transacciones creció un 8% con respecto al mismo mes del año anterior. Al mes siguiente, el crecimiento fue del 9%.