La pionera línea De la Viña de Tacama adopta una imagen moderna para destacar el producto en la góndola y enamorar a nuevos consumidores. Entérate más en la siguiente nota.

La vinícola más longeva de Sudamérica remece la categoría de vinos semisecos apostando por transformar la identidad visual de su línea entry level: «De la Viña Tacama», la más antigua del hemisferio Sur, manteniéndose fiel a su auténtico sabor. El rebranding se refleja en las etiquetas de tres semisecos: Rosé, Blanco y Tinto; siguiendo una estrategia que apunta a reposicionar el producto e iniciar su consumo en el público joven.

El cambio tiene relación con la evolución de Tacama y su interés por dinamizar el sector vitivinícola con productos frescos y modernos que promueven su elección en nuevos grupos de consumidores y los invita a seguir descubriendo a la marca. Esto mientras aún complace al público adulto que De la Viña Tacama tiene como target principal.

Tacama no descarta avanzar con el refrescamiento de todas las marcas de vinos y espumantes en los próximos meses. “Tacama inicia el proceso de rebranding y reposicionamiento con esta línea de la Viña, pero posteriormente todas las marcas de vinos y espumantes de la compañía se irán actualizando y veremos sus relanzamientos en los próximos meses”, señaló Mariela Gutelli, Gerente de Marketing e Innovación de Viña Tacama.

La gama de tres vinos semisecos cambian de look

La línea de La Viña es la base del portafolio de vinos Tacama, donde se inicia el recorrido y el ascenso hacia otras categorías. Se trabajó en la personificación de la marca a través de una ilustración del viñedo y se escogió una paleta de colores jóvenes, con luz y energía; emulando la buena energía que nos despiertan estos vinos. Vibra que se ha trasladado a su renovada presentación.

En las nuevas etiquetas vemos la ilustración del viñedo acompañado del Campanario, famoso en regalar una mirada completa al valle de Ica. Recurso creativo que en el rebranding representa “ese viñedo antiguo, las horas de sol y el terror predilecto en la mejor zona vitivinícola de Perú, el gran Valle de Ica”, explicó Pablo Pineda, Diseñador Gráfico, Director de Arte y Project Manager de Caliptra Agency.

En la etiqueta destaca el nombre de la Viña con un trabajo de alto relieve y stamping -que permite la visibilidad y el reconocimiento de la gama-, seguido del nombre del tipo de vino. Todo en una tipografía más actual y con mejor legibilidad.

Continuando con la ilustración, se ha añadido un sello y la leyenda “valle de Ica”. En la contraetiqueta se han incorporado recetas exclusivas elaboradas por Alexander Holender, brand ambassador y bartender exclusivo de Tacama. Recetas que, definitivamente, resaltan los aromas y sabores de estos vinos.

Para los creativos, el trabajo narra una verdadera historia de amor hacia el pueblo peruano y sus productos regionales.