Esta es una de las preguntas más frecuentes al momento de elegir qué herramienta funciona mejor para la publicidad de una empresa en la web, pero ello depende de varios factores.

 

¿Dónde invierto mi dinero? ¿Google Adwords o Facebook Ads? Probablemente te hayas hecho estas preguntas para seleccionar una estrategia que logre una mayor generación de tráfico hacia tu sitio web. Pero, antes de saber qué es lo mejor para tu empresa, debes conocer cómo funciona cada una de ellas.

Facebook Ads

Facebook es la comunidad más grande del mundo, la cual cuenta con más de mil millones de usuarios intercambiando información en tiempo real. Ello la convierte en una excelente opción para mostrar productos y servicios a una escala masiva. Quizás este sea el motivo por el cual tanto empresas grandes como pequeñas deciden publicitar en Facebook.

A través de las redes sociales se consigue generar branding, esto es un conocimiento de marca. Los anuncios se muestran a las personas, previamente segmentadas, que pueden sentir interés en conocer el producto publicitado: se capta clientes potenciales. Otra de las ventajas es que no importa el presupuesto diario que manejes, ya que con poca inversión puedes obtener buenos resultados.

Facebook hace su trabajo y siempre intenta mostrar la publicidad más interesante y relevante de acuerdo a la información enviada por cada usuario,  aceptada previamente en su política de datos:

  1. El contenido compartido y los likes.
  2. La actividad en sitios web y fuera de Facebook.
  3. Información personal como la edad, sexo y los dispositivos desde los que se accede.
  4. Información de anunciantes como los correos electrónicos.
  5. La localización (en caso de que el usuario tenga activado el servicio). Muchos anunciantes quieren llegar a un público situado en un punto concreto geográficamente.

Además, Facebook también permite conocer los mejores horarios para llegar a más audiencia, datos orgánicos, número de visitas o el alcance de las publicaciones.

 

 

Google Adwords

Google es un servicio de búsqueda que cuenta con un promedio de 40 mil búsquedas por segundo, esto nos lleva a la media diaria de 3.500 millones de búsquedas, al año se registran 1.2 billones de búsquedas en todo el mundo. Por ello, Google Adwords nos da la posibilidad de crear anuncios en función de búsquedas exactas.

Su forma de funcionar es sencilla y básicamente se ampara en el uso de las keywords que se pongan en el anuncio, es decir, la calidad del SEO en los anuncios afectará directamente en su visibilidad en el buscador.

Otra de las cosas en la que Google Adwords se fija es en lo que el anunciante paga por cada click, así como en la calidad del contenido que se ofrece y otros anuncios en el sitio web.

Es así que dentro de SEM encontramos una diversidad de anuncios que se pueden dividir en:

-Search: son anuncios de texto que se pueden ver por encima y debajo de los resultados de búsqueda orgánica de Google.

-Shopping: este tipo de publicidad utiliza datos de los productos, incluso se llegan a obtener porcentajes de clic más altos que en Search.

-Display: Esta red se conforma por las diversas plataformas en las que se pueden publicar anuncios. Webs como Google, Gmail, Blogger, YouTube y diversas aplicaciones sin parte de esta red.

-Sólo llamada: Se utilizan para conseguir llamadas al negocio.

.Remarketing: Con esta opción se crean anuncios personalizados para usuarios que con anterioridad visitaron la web de la empresa.

Estas son las múltiples formas en las que se puede crear publicidad con Adwords. Cabe destacar que el coste el más elevado que en Facebook, pero los resultados suelen ser más inmediatos.

En comparación con la red social, si un usuario está bucando “dónde comprar un buen televisor”, Google le dará la respuesta concreta, mientras que en Facebook podría aparecer una solución sin ser buscada.

Entonces, ¿qué elegir?

Para responder esta pregunta debes saber que cada herramienta cumple una función distinta para diversas necesidades. Tanto Facebook Ads y Google Adwords son buenas opciones, pero si tienes un presupuesto bajo y te interesa moverte según intereses y no a búsquedas concretas, Facebook Ads es tu mejor apuesta. En cambio, si tienes un presupuesto mayor y conoces las preguntas que suelen hacerse los usuarios al momento de buscar en la web, además de las respuestas a cada una de sus interrogantes, debes elegir Google Adwords. También podrías elegir los dos, pero ahí tu objetivo debería ser realizar puro branding.

 


Si quieres conocer más sobre el Diplomado de Publicidad Digital que presenta el Instituto Toulouse Lautrec, deja tus datos en el siguiente formulario: