Esta marca nacional de bajo costo se convirtió en la opción favorita por los peruanos frente a modelos internacionales de precio inaccesible. Esta es la historia de las «converse» andinas.

Las zapatillas Tigre son un icono que conquistó las calles peruanas. Constituyó desde su nacimiento la alternativa ideal a grandes marcas como Puma y Converse, sobre todo por su precio, y por casi 30 años estuvo imbatible en el mercado.

La marca nacional irrumpió en la década de 1970 y agarró vuelo en los 80 y 90, con picos de alcance del mercado que llegaron a casi un 90%. ¿Pero qué tenía esta marca que no tenían otras?

El felino surgió bajo la categoría de calzados deportivos, con modelos que iban desde el futbol, vóley, tenis o básquet, hasta diseños para bailarinas. ¡Había nacido un monstruo bajo el slogan de “hechas para ganar”!, una frase que se replicó en sus múltiples comerciales de finales de los 70 y la década de los 80.

Para entonces la marca apostó por spots que conectaran con el sector popular, donde tuvieron mayor relevancia, con temáticas de salsa versionadas al estilo Tigre.

¿Qué le pasó a esta marca exitosa que en los 90 sufrió un estruendoso declive? Te lo contamos en este videoinforme de Mercado Negro: