Schick reafirma su compromiso con reducir el desperdicio de plástico que se genera a diario en Perú. 

En un contexto en el que las personas han tomado mayor conciencia sobre las consecuencias de la contaminación, siendo los millennials la generación más comprometida con el cuidado del planeta. De hecho, el 50% de los jóvenes ve la destrucción de la naturaleza como uno de los problemas más graves a nivel mundial. Es por ello que las marcas lanzan productos y realizan acciones con el fin de satisfacer a estos consumidores. Un claro ejemplo es el de Schick.

Uno de los materiales que mayor contaminación causa, y cuyo consumo incrementa cada día, es el plástico, ya que un 32% no es desechado de la forma adecuada y la mayoría termina en los océanos. En este escenario, Schick lanzó Schick Xtreme 3 Ultimate Eco, una máquina de afeitar cuyo mango y empaque están hechos de material reciclado y son 100% reciclables.

“Más de un cuarto de los usuarios considera que las máquinas de afeitar desechables son perjudiciales para el planeta. Por esto, en Schick buscamos ser aliados en el cuidado del medio ambiente y decidimos crear una afeitadora desechable 100% eco amigable”, sostiene Gabriela Espinar, gerente de Marketing de Edgewell.

De esta manera, Schick reafirma su compromiso con reducir el desperdicio plástico que se genera a diario y aportar con el cuidado del medio ambiente.

“En Perú se desechan 900.000 toneladas de plástico y sólo el 4% de estas son recicladas. Queremos ayudar a cambiar esta situación y animar a nuestros clientes a involucrarse en la tendencia eco amigable”, agrega la ejecutiva.