El reciente estudio de Ipsos revela que solo el 16% de peruanos en zonas urbanas pagan mediante billeteras móviles. Sin embargo, el 72% admite que las usaría si les dan garantías de seguridad en sus operaciones.

Las nuevas formas de pago como billeteras electrónicas y la banca móvil son alternativas cómodas que simplifican nuestras vidas. Sin embargo, el reciente estudio de Ipsos “¿Cómo están pagando los peruanos en 2022?» revela que el 89% de compatriotas radicados en zonas urbanas, pagan sus productos y servicios mediante efectivo.

La empresa de investigación de mercados y consultoría señala que existen alrededor de 14.9 millones de peruanos conectados que hacen compras y pagos personales o familiares. En total, representan al 56% de la población urbana de 18 a 75 años. En el estudio, se consideró población de los niveles socioeconómicos ABCD.

¿Cómo pagan los peruanos en 2022?

La multinacional reveló que el 89% de peruanos emplean efectivo. El 33% de los radicados en zonas urbanas utilizan tarjeta de débito, y el 15% usa tarjeta de crédito. Pese a que, según datos de Ipsos, en el Perú hay aproximadamente 9.1 millones de personas digitales (que se conectan a internet 7 o más veces a la semana), el uso de billeteras móviles solamente alcanza 16%.

La muestra que se tomó entre el 25 de abril y el 10 de mayo de este año, señala los principales motivos por los que se emplean estas opciones. La tarjeta de débito es un medio que permite pagar más rápido y reduce el uso de efectivo. La tarjeta de crédito se elige por las promociones y recompensas. Las billeteras móviles y los pagos de este tipo deben su preferencia a que no cobran comisiones, son transacciones inmediatas y se aceptan en varios establecimientos.

Una oportunidad para los pagos móviles

El estudio señala que el 8% de peruanos ya es usuario común de este medio de pago. A pesar de la baja incidencia, el 56% está dispuesto a usarlo en los próximos meses por las facilidades que supone. La gran incidencia se concentra en que la mayoría de encuestados se enteró de esta opción digital a través de redes sociales.

Frente a la gran cantidad de personas que aún optan por el efectivo, los usuarios revelan que se debe a la desconfianza. El 72% usaría más medios de pago si tienen garantizada la seguridad de la operación.