La agencia Soyjairoguerrero se inspira en distintos hallazgos arqueológicos para establecer las paradojas de las tendencias musicales de décadas atrás, las cuales intentaban recrear sonidos “futuristas” con instrumentos que ahora se consideran antiguos.

Las plataformas digitales están cambiando los hábitos de consumo en la industria musical, así como el casete reemplazó los discos de vinilo, y este a su vez fue olvidado por el disco musical, al parecer es precisamente el formato de “álbum” el qué está destinado a perecer. Y, algunos artistas están intentando rescatar este formato de venta con propuestas conceptuales, como el artista colombiano B-Liv, quien emplea recursos gráficos y arqueológicos no solo para vender, sino para establecer una idea.

El productor y DJ de origen colombo mexicano lanzo recientemente su álbum Archeology of the Future -arqueología del futuro, al español-, el cual busca narrar la concepción del artista sobre lo que es el “futuro pasado” o “el futuro obsoleto”. Se trata de una paradoja a la tecnología en la música, la cual en décadas pasadas intentaba realizar sonidos futuristas que ahora pueden ser consideradas obsoletas.

LEE TAMBIÉN: El negacionismo del cambio climático se convierte en el nuevo negocio del sector publicitario

A partir de esta ideas, B-Liv trabajó de la mano con la agencia Soyjairoguerrero/creative consulting para llevar estos ideales a una campaña gráfica, para la cual se utilizaron imágenes manipuladas hallazgos arqueológicos que tienen que ver con tecnología descubierta en lugares épicos como las líneas de Nazca, los campos de trigo en California o los grabados cuneiformes en Irán.

Todos estos descubrimientos de años atrás sirven de pretexto para referirse a la tecnología empleada para hacer música electrónica en la actualidad: un chip controlador, la placa base de un icónico teclado de piano Roland 808, o el modelo Midi pad de un Chaos Korg, solo por nombrar algunos. 

LEE TAMBIÉN: Mastercard se une a Tonny Succar en una campaña de apoyo a la educación musical de niños y niñas

Y, al parecer, la idea ha dado resultados, de acuerdo con la agencia el álbum ha conseguido mantenerse en el Top 10 de música electrónica. Configurándose esta fórmula de álbum concepto como una oportunidad para intentar llegar a un público que cada vez es más exigente.

 
 
 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Jairo Guerrero (@soy.jairoguerrero)