Asumirá el puesto el próximo lunes, cuando Andy Jassy tome las riendas de Amazon ante la salida de su fundador Jeff Bezos.

Con el nombramiento de Andy Jassy a la cabeza del imperio de Amazon en sustitución de Jeff Bezos, una de las primeras preguntas naturales que surgió con el movimiento es quién quedaría a la cabeza de Amazon Web Services (AWS), en el puesto que Jassy dejaría vacante. La respuesta ya está clara: será Adam Selipsky.

El nombramiento del ejecutivo, con larga experiencia en la empresa y uno de los lugartenientes de Jassy en la puesta en marca de AWS, da una señal clara de búsqueda de continuidad.

«Con una cifra de ventas anual de 54.000 millones de dólares, y el motor de la mayor parte de los beneficios globales de Amazon, AWS es la nube líder del mercado y se considera muy por delante de rivales como Microsoft Azure y Google Cloud. AWS superó los 45.000 millones de dólares, de ingresos anuales el año pasado, casi cuadruplicando los 12.200 millones que generó en 2016″, dice Business Insider sobre el escenario que recibe Selipsky en AWS.

Selipsky estuvo durante once años como mano derecha de Jassy haciendo toda la estructura de AWS desde cero. Fue vicepresidente desde 2005 hasta 2016, y luego ha pasado los últimos dos años dirigiendo Tableau, una filial de Salesforce. Esa experiencia, y su estrecha relación profesional con Jassy, significa que sabe exactamente cómo y por qué AWS llegó donde está, y que su misión principal es dar continuidad al proyecto tal como se ha desarrollado hasta hoy, sin ninguna brecha.