Autoridades afirman que un promedio de 15.000 empleos se ven afectados de forma directa por la falta de ingresos económicos en la región. Entérate de los detalles.

La Comisión de Relaciones Exteriores, en sesión descentralizada, debatió la apertura progresiva del comercio en la frontera Perú-Chile, una iniciativa que tiene como punto de partida la reactivación económica en la región de Tacna. En este sentido, el gobernador regional de Tacna, Juan Tonconi Quispe, indica que el 70% del turismo en la frontera depende del consumidor chileno, y que ante la falta del comercio, alrededor de 15.000 empleos se ven afectados  directamente por la falta de ingresos económicos .

Aunado al contexto económico, Ignacio Higueras Hare, viceministro de Relaciones Exteriores, explicó que en la región de Tacna existe un colapso sanitario debido a la escasez de camas en la unidad de cuidados intensivos (UCI). Un panorama que sin lugar a dudas complica el proceso de reactivación comercial.

El embajador, alegó que hay un aumento considerable de contagios y fallecidos a causa de la COVID-19, a esto agregó que en la actualidad es necesario seguir restringiendo el ingreso de turistas y la salida de los ciudadanos de Perú.

“Se ha acordado retomar lo más pronto posible las negociaciones sobre negociaciones comerciales entre los dos países (Perú-Chile), apenas la coyuntura lo permite, igualmente, se está regulando el comercio con protocolos de atención al público en los centros de control fronterizo”, destacó el viceministro.

Finalmente, la Comisión de Relaciones Exteriores reportó que se encuentra  en evaluación sostener una nueva reunión con los representantes del comercio en la región de Tacna para determinar la reapertura de forma escalonada en la frontera Perú-Chile.