¡Posicionar, pos manito…!

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Aunque para la publicidad y los publicistas los términos POSICIONAMIENTO y POSICIONAR sean archiconocidos, siempre es bueno recordar lo que es base y fundamento de una actividad.

Empezaré con una anécdota y es que hace muchos años, enseñando creatividad en el IPP, en una clase, alguien me preguntó qué era posicionamiento (recuerdo que dijo “Positioning”); lo expliqué y terminada la clase, el muchacho se acercó y me dijo: “Profe, el profesor X, nos ha dicho que posicionar es colocar un producto, en el punto de venta (un supermercado, por ejemplo) en el anaquel que esté más o menos a la altura de los ojos del cliente, para que este lo vea bien… ¡Es poner, pues!” Yo lo miré, incrédulo, y le repetí que posicionar era ganar un lugar preferente, “central”, en la MENTE del consumidor, para que la respuesta de esta, ante una necesidad dada, fuera la marca, producto o servicio específico que se publicitaba. Que era “fijarla” en la mente como una “respuesta automática”.

Comenté el caso con el director del instituto, mi amigo Julio y por lo que supe después, ese profesor no continuó dictando clases; ¡¡es que francamente…!!

La mente humana está sometida diariamente a una cantidad de estímulos inmensa, desbordante diría, y los mensajes publicitarios –que son estímulos- se encuentran mezclados, probablemente ninguno destaque y sean borrados inmediatamente, junto con muchísima otra información irrelevante, que no interesa para nada a las personas, es decir al “público consumidor”.

Por eso la necesidad imperiosa de POSICIONAR la marca, producto o servicio que se quiere publicitar, es decir, lograr que se fije en la mente como respuesta automática ante una necesidad concreta. Pongo un ejemplo: Si se tiene SED, si la respuesta automática es “Coca-Cola”, demostraría que esta marca/producto, está ubicada como respuesta inmediata a la necesidad, para emerger en primer lugar, allí, en ese “campo de batalla”, que es la mente del consumidor.

POSICIONAMIENTO viene del inglés “POSITIONING” que es “colocación” o “ubicación” y se refiere en marketing y publicidad, a la MENTE del consumidor, no a un lugar en el anaquel del supermercado, por si acaso…

¡Gracias!

Hemos recibido tus datos.

Validar por WhatsApp