El bloqueo estadounidense sigue empujando a la compañía al abismo y limitará su producción a 70 u 80 millones de unidades, a diferencia de los 189 millones de equipos comercializados el año pasado

La compañía de celulares chinos aún sufre las sanciones del gobierno estadounidense y este año ha decidido disminuir la producción de equipos telefónicos en un 60%, lo cual se refleja en una producción de 70 u 80 millones de unidades, una considerable diferencia con el año 2020 cuando se comercializaron aproximadamente 189 millones de unidades.

Huawei avanza hacia el abismo un paso a la vez gracias al bloqueo comercial, pero lo cierto también es que el mercado de tecnología de consumo también presenta síntomas de la pandemia, con una escases de microprocesadores que golpea las compañía que ya se ve limitada por no contar con los productos de Google.

Un cocktail de malos augurios para el futuro de la otrora empresa más competitiva en el mercado de smartphones y que hasta ahora se ha visto desplazada por Samsung y Apple, que a su vez la imposibilidad de acceder a desarrollar tecnología 5g va dejando a la compañía más y más rezagada en un mercado caracterizado por la vanguardia.

Pese a la inevitable decisión de vender su marca Honor, el CEO y fundador de Huawei, Ren Zhengfei, se mantiene firme en su empecinamiento por no vender su compañía principal. Por otro lado, para aquellos que piensen que pueda haber alguna esperanza en el cambio de gobierno en Estados Unidos, en febrero de este año la Secretaría de Comercio del país norteamericano ratificó que no hay intenciones de levantar el bloqueo a la empresa china.