Connect with us

YO, ¿FRACASADO?

mm

Publicado

on

Hay un ser mitológico más alucinante que cualquier superhéroe creado por Stan Lee y Marvel, que cuenta con un temible poder: Es El “Hombre Exitoso”. Es una persona brillante con un sentido único para la empresa y los negocios, predestinada a conquistar mercados, millones, magnetismo y admiración.  La gente habla de él, los medios reseñan sus hazañas y los memes con su sabiduría invaden nuestras redes.

 

 

Steve Jobs, Richard Branson, J.K. Rowling, Walt Disney, Anna Wintour y Gastón Acurio son algunos de los nombres que vienen a nuestra mente cuando hablamos de éxito empresarial, ¿cierto? Pues bien, Steve Jobs a los 30 años fue despedido por el CEO que él contrató porque las Mac fueron un desastre en retorno de inversión y ventas. Richard Branson ha quebrado 14 compañías: Virgin Cola, Vie (cosméticos), Clothing, Cars, Megastore, Express (línea aérea), Student (comunidad tipo Facebook), entre otras. Walt Disney fue despedido del periódico local Kansas City Star en el que trabajaba por “falta de imaginación y carencia de ideas”. Luego quebró dos. A J.K Rowling la botaron de su trabajo como secretaria por usar la computadora en horas de oficina para escribir historias. Anna Wintour fue despedida cuando era editora junior en Harper’s Bazaar porque introdujo cambios que no gustaron a nadie. Gastón Acurio al regresar de Francia abrió su primer restaurante ofreciendo comida francesa y nadie fue. ¿Sorprendido?

 Si uno revisa la vida del “hombre exitoso” descubrirá que el fracaso siempre fue una valiosa parte del proceso de su vida, pero por algún antiguo paradigma esto se ha estigmatizado en el mundo empresarial…hasta ahora.

 

EL FRACASO ES EL ÚNICO CAMINO A LA INNOVACIÓN

 

Hoy hay un despertar en el más alto nivel de las corporaciones de la valoración del fracaso y no por causas filosóficas, sino exclusivamente por causas económicas y de supervivencia. Antes era suficiente con hacer mejor cada día lo que hago, pero ya no: Hoy el mercado no nos exige hacer mejor una cosa. Nos exige hacer mejores cosas.

 Google Glass, Windows Phone, Apple Maps, (La Moradita a nivel local) son ejemplos de fracasos comerciales de grandes marcas innovadoras. ¿Acaso no reclutan a las personas má

Advertisement

Chamba para Creativos

Advertisement

Las más leídas