Connect with us

Uncategorized

DAKAR: ENTRE LA POLÍTICA Y EL MARKETING

Columna de Daniel San Roman, Periodista deportivo de gran trayectoria y Gerente de Marketing de ISIL, explica sobre la salida del Perú del Dakar 2016 y la oportunidad perdida

Publicado

on

Columna de Daniel San Roman, Periodista deportivo de gran trayectoria y Gerente de Marketing de ISIL, explica sobre la salida del Perú del Dakar 2016&nbsp,y la oportunidad perdida

\"\"

Columna de Daniel San Roman, Periodista deportivo de gran trayectoria y Gerente de Marketing de ISIL, explica sobre la salida del Perú del Dakar 2016&nbsp,y la oportunidad perdida para nuestro país.

El Estado peruano ha anunciado que el fondo previsto para prevenir los embates del Fenómeno del Niño venidero es de 3 mil millones de soles. En abril, el mismo Estado, anunció que la realización del Dakar en nuestro país demandaría una inversión inicial de 4 millones de dólares, es decir 0.004% del monto de prevención. Hace una semanas se anunció que el Dakar no vendría porque se ha decidido utilizar el dinero que se iba a invertir para prevenir el fuerte Niño.

&nbsp,“Es indudable que lograremos beneficios para nuestro país, tanto para el turismo como para el deporte nacional, con el regreso del Dakar. Es sin lugar a dudas una estupenda noticia que beneficia a todos”, admitió la ministra Silva cuando desde el Mincetur se anunció el regreso de la competencia. Y si, hasta hace unas semanas, Perú iba a ser el punto de partida de la edición 2016 del Dakar, el segundo evento deportivo con más cobertura mediática del mundo detrás del Mundial de Fútbol, repitiendo la responsabilidad del 2013. En aquella edición el raid&nbsp, generó un impacto económico de 278 millones de dólares. Asimismo, contó con una transmisión de 1.200 horas de difusión en 190 países y 70 canales, logrando una valorización equivalente a 359 millones de dólares.

\"\"

En ingresos directos el Dakar generó, en el 2013, ganancias directas por 60 millones de dólares, de los cuales 35% correspondieron al sector gastronómico (comida y bebida), un 19% al alojamiento y el otro 16% a la provisión de estacionamientos y combustible. Se estima que la ruta recibió más de un millón de aficionados y más de 12 mil turistas que llegaron para vincularse con la prueba.

&nbsp,“El Dakar no solamente es una prueba deportiva sino una inyección económica para todos los países que visita. En Sudamérica el Perú es vital para la prueba no solamente geopolíticamente, está en el medio del continente, sino también por la naturaleza de sus terrenos”, me confesó hace unos meses Etienne Lavigne, Director de ASO, tras anunciar el regreso del raid. Lo que no se dijo, pero ya es sabido, es que el Perú es vital para el futuro de una prueba que quiere llegar hasta Cartagena, Colombia. Un sueño que solamente es posible pasando por Perú.

Desde los parámetros del marketing el Dakar era una oportunidad inmejorable para el Perú. Use las siglas que quiere, levante el proyecto sobre los “exceles” que desee, crúcelo con el ROI o con la sigla que desee. Saldrá en azul. Inversión controlada, retorno potencial y exposición de marca generosa. Sin embargo la negativa a mitad de camino, y no antes de la negociación, ha dañado la imagen del Estado para futuras ediciones. El Dakar es una prueba que se planifica con mucho tiempo y representa un gran esfuerzo logístico. Dado que el 80% de las tripulaciones y equipos son europeos estos planifican su desembarco con meses de anticipación. Se estima que a la fecha ya se habían realizado cerca de un setecientos mil dólares de pagos solamente en la compra de pasajes, reservas de hoteles y fletes marítimos.

\"\"

¿En qué estaba pensando el gobierno, entonces, cuando decidió tirarse para atrás en la participación peruana en el Dakar? En la pertinencia. Con poca aprobación presidencial y a puertas de un proceso electoral, el Estado sabe que la fanfarria de un Dakar pasará desapercibida y que en medio de las imágenes de catástrofe que habrá, por el Niño, algunos rivales políticos podrían monopolizar la situación para pegar. Combinar en los noticieros de enero las imágenes de huaicos con las celebraciones del Dakar podría ser insensible para muchos y el Estado, que en este momento, no tiene la espalda necesaria para soportar el bullying.

¿Volverá el Dakar al Perú? Sí. ASO necesita a nuestros caminos para llegar a Colombia y Ecuador. Volverá pero esta vez nos costará mucho más que 4 millones de dólares y fácilmente la cifra se duplicará. Un monto que tendrá que pagar el Perú para recuperar el revenue prometido. Un monto que se pagará ya en otro periodo presidencial y en otra coyuntura.

DATOS:

-El Dakar se realiza desde 1978, llegó a Latinoamérica en el 2009.

-La primera participación del Perú fue en el 2012, en el año&nbsp,siguiente&nbsp,nuestro país fue escogido como el punto de partida para este evento.&nbsp,

\"\"

 

Te puede interesar:

 

#MNMarketingDeportivoConversamos con Eduardo Cáceres, Jefe de la marca Líbero, quien nos dio detalles de su última propuesta \»La Polla Líbero\». ►http://bit.ly/1XBWRUN

Posted by Mercado Negro Publicidad &amp, Marketing – Perú on&nbsp,Lunes, 7 de septiembre de 2015

Advertisement

Chamba para Creativos

Advertisement

Las más leídas