Connect with us

SI PUES, MI PAPA ES MEJOR QUE EL TUYO

Publicado

on

El otro día mientras manejaba me topé con un paradero con la publicidad de Ripley por el día del Padre en el que se podía leer “Mi papá es mejor que el tuyo” junto a la foto de un hombre intervenido con trazos de dibujo que lo hacían lucir como super héroe. Claro dije, es el resumen de las típicas frases que todo niño dice sobre su papá. “mi papá le pega al tuyo", "mi papá corre más rápido que el tuyo", "mi papá es más alto que el tuyo"

Lo que vi me dejó pensando por unas cuadras. "Una frase tan simple pero tan compleja, si tan solo le hubieran dado la vuelta un poco más y se hubieran ahorrado la odiosa comparación” pensaba. No pasó ni un día y leí en las redes a otras personas argumentando en la misma línea que había reflexionado yo. “Esta campaña puede ofender a los niños cuyos padres por alguna u otra razón tienen una discapacidad” leí entre los comentarios y cartas condenando la mencionada publicidad.

Pasados unos días algo hizo cambiar totalmente mi forma de pensar.

Como muchos vimos, en el partido de Chile vs Uruguay, el chileno Gonzalo Jara cayó al piso agarrándose la cara luego de la cachetada que Edinson Cavani le propinó. El árbitro expulsó al uruguayo y Chile ganó el partido. Pero luego, gracias a las múltiples cámaras pudimos ver el origen de la reacción de Cavani: el dedo medio del chileno entre las nalgas del uruguayo.

Mientras la FIFA deliberaba sobre el revelador video, otros comentaban sobre este comportamiento. El club Alemán en el que juega Jara, a través de una carta, le abrió las puertas al jugador para que se vaya por tan ruin comportamiento. Sin embargo el expresidente Uruguayo paralelamente declaraba que Uruguay había hecho lo mismo tantas veces "que había que voltear la página muchachos”. Otros personajes afirmaban que son cosas del fútbol y que si logras salirte con la tuya, es simplemente, picardía deportiva.

Y pensaba en los jugadores profesionales que son papás, tíos, padrinos o simplemente estrellas, que son considerados héroes y admirados por millones de chicos alrededor del mundo. Y pensaba también en los que tal vez ni jugamos fútbol, pero nos movemos en la cancha de nuestras profesiones y vamos a celebrar el día del padre en el colegio de nuestros hijos como personajes dignos de admiración.

Me pregunto: ¿qué acaso no es la misma ética la que una persona debe tener dentro y fuera de la cancha? Si acepto que un jugador sorprenda al árbitro y logre una ventaja basado en una mentira, ¿no podría también hacer lo mismo con un socio, un competidor, la SUNAT o la justicia?

Y me crucé nuevamente con el paradero de Ripley y esta vez le di la razón pensando en la serie de motivos que debieron acompañarlo:

Mi papá es mejor que el tuyo porque hace obras y no roba.

Mi papá es mejor que el tuyo porque no le mete el dedo en el trasero a sus competidores.

Mi papá es mejor que el tuyo porque no evade impuestos, etc, etc, etc.

Mientras que Gonzalo Jara fue expulsado por tres fechas de su equipo, muchos papás siguen pensando que en la cancha vale todo y que la campaña de Ripley no es justa para los niños.

¿Hay papás mejores que otros? Tal vez sí.

Advertisement

Bolsa de Trabajo

Advertisement

Últimas Noticias