Connect with us

¿QUIEN DECIDE POR MÍ?

Publicado

on

Dada la coyuntura política en que este artículo probablemente salga,  es difícil no hacer referencia a ella y al rol que cumplimos nosotros, los comunicadores, como participantes  en la creación de muchos de los artificios que hoy se cuelan en la cultura social de la audiencia a la que apelamos.

 

Esto que escribo no pretende ser apología a ningún candidato, es básicamente una postura política de vida, esa que va más allá de candidaturas y partidos en una elección determinada, tiene que ver con la participación, que en este caso va más allá de comportarnos como electores, sino de nuestra participación como generadores de contenidos que puedan despertar conciencia social y romper las barreras que nos separan.  

 

Al momento de escribir esto todavía no conozco los resultados de la primera vuelta electoral pero sea cual sea el resultado lo que se ha vivido en los meses previos nos muestra el tipo de sociedad que somos: una sociedad segmentada, dividida, alejada, desmemoriada, llena de prejuicios y heridas. Donde lo que piensa el otro no nos importa mucho, donde el beneficio personal y de nuestro grupo es lo que más nos importa y donde este beneficio se convierte en el anclaje en el que todo gira alrededor. Donde nos mostramos intolerantes con los que piensan diferente a nosotros y lo que es más extraño aún, también lo hacemos con quienes piensan parecido. Este es sin duda un país en donde todos estamos mezclados, revueltos y sobre todo convulsionados. Donde lo que nos diferencia nos separa y aleja: la raza, el lugar donde vivimos, nuestro poder adquisitivo, la coyuntura social y familiar, etc. y donde no es lo mismo, a pesar de que la distancia física no es muy amplia, vivir en Miraflores, Casuarinas, San Juan de Lurigancho o Comas. Y ni qué decir de aquellos compatriotas de Tía María, para seguir con coyunturas actuales.

 

Entonces la pregunta es ¿Cómo nos comportamos nosotros como comunicadores? ¿Qué labor para tender puentes en esta sociedad marcada por las diferencias cumplimos?

 

Sé que muchos opinan y otros piensan que esas tareas no les corresponden a los que trabajamos en publicidad, que nuestra labor es vender productos y servicios y que el cliente esté contento con el impacto económico de su campaña. No seamos ingenuos y egocéntricos. Está demostrado que las grandes empresas están a la búsqueda de plataformas que sumen a la venta de sus productos mensajes de progreso y sostenibilidad en un país en el que finalmente invierten. ¿Y quienes son los responsables de mostrarles a los clientes nuevas formas de comunicación en donde sus productos ayuden a crear conciencia ciudadana? Pues nosotros, los que tenemos el privilegio y responsabilidad de estar en el medio (literal y literariamente). Entonces no quitemos cuerpo y seamos responsables porque luego ser&a

Advertisement

Bolsa de Trabajo

Advertisement

Últimas Noticias