Connect with us

LOS INSIGHTS DE LA BELLEZA MASCULINA

mm

Publicado

on

Este un tema que a veces no se toca mucho: ¿Los hombres son vanidosos? ¿Cuál es el concepto de belleza que tienen los hombres?  ¿Y cómo se refleja esto en las marcas? En este caso vamos a hablar de cuatro segmentos de hombres: el macho sensible, el macho pavorreal o el macho que luce su belleza, el macho con actitud y el macho primitivo.

Para el macho sensible, creemos que un insight muy potente es el reconocimiento de la belleza y la sensibilidad masculina. Hay un comercial de Rexona que lo refleja bastante bien, te dice: “Hasta los hombres más duros pueden tener axilas sensibles”. Entonces parece ser que es un tipo de hombre que en su debilidad encuentra su fortaleza, como retroceder un paso para avanzar dos. El insight aquí sería: “Reconocerte sensible te hace fuerte”.

 

 

Por otro lado, uno de los primeros perfiles de macho es el macho primitivo, que es el macho alfa, aquel que piensa que el hombre es como un oso: cuanto más feo más hermoso, o que el hombre que es hombre huele a tabaco, sobaco y pezuña, y estos son criterios bastante populares. Entonces, esta es la visión de un hombre duro, territorialista, tosco, que no puede mostrar su belleza porque eso sería feminizarse un poco. El insight en este caso sería como “Macho que se respeta no se adorna (la belleza es solo para nenas)”. Y este concepto de macho ha sido utilizado muy fuertemente por la publicidad y las marcas, tenemos a Geomen (“No uso el shampoo de mi flaca”) o el caso de shampoo Ego (“Los hombres queremos oler a hombres”) o, en el caso de Estados Unidos, Burger King tiene una publicidad que dice “I ate like a men”, o sea, “Quiero comer como hombre”. Esta una visión interesante, pero creemos que no es la única en los tiempos modernos.

 

 

Además del macho alfa o el macho primitivo existe otro perfil, que es el macho pavo real o el metrosexual, que cuida su imagen, se siente bello, se quita el polo, es el Cristiano Ronaldo de Clear Men. Es un hombre que ya no solamente compite por la fuerza bruta sino por la perfección física, y compite con otra mujer en ese sentido: se hace la manicure, se cuida el cabello, se cuida las uñas. Es una suerte de “darwinismo estético”: no sobrevive el más fuerte, sino el más hermoso. Acá tenemos el ejemplo de esta marca de ropa casual de Estados Unidos. Abercrombie, que tiene un street marketing con más de 15 millones de vista en

Advertisement

Chamba para Creativos

Advertisement

Las más leídas