Connect with us

LA GENTE NO ENTIENDE

Publicado

on

Celebro con alegría y felicito con orgullo los recientes premios obtenidos por el documental de la marca Perú. Estas felicitaciones se hacen extensivas a los profesionales que estuvieron detrás de la creación, aprobación y realización del mismo. Es decir, agencia, cliente y casa realizadora unidos como una santísima trinidad, haciendo que su talento y esfuerzo le rindan culto a un solo Dios verdadero: el público. 

Sería interesante ver como esta misma dinámica se repite en cada uno de los trabajos que realizamos día a día. Es decir pasar de ser una agencia, un cliente y un proveedor para convertirnos en socios que apuntan hacia una misma causa y comparten los mismos objetivos. Lamentablemente en algunas ocasiones, a pesar de lo mucho que se ha profesionalizado el mercado de las comunicaciones, esto no sucede.

Empecé mencionando el caso de la marca Perú porque me parece que es un muy buen ejemplo para ponerlo sobre la mesa y ayudarme a esclarecer algunos prejuicios que nacen del cliente y en ocasiones son aceptados, ante una falta de argumentos, por los comunicadores.

Empecemos:

“La gente no entiende…hazlo más corto”

Es normal encontrar clientes que se aterrorizan ante textos demasiado largos. Si quieres asustarlos muéstrales un aviso sin imágenes y  un texto que abarque toda la página. No me responsabilizo por las consecuencias.

Es cierto que nuestro país ocupa uno de los últimos puestos en lectura. Medio libro al año, eso es lo que arroja un reciente estudio. No alcanzamos ni a un libro entero, y eso que no menciono nuestro bajísimo nivel de comprensión lectora. Un panorama desolador.

Ahora bien, si somos un país de personas poco leídas ¿la salida está en escribirles poco? Me parece que esto es discutible. Sostengo la premisa que la gente lee lo que le interesa, captura e inspira. Nuestro trabajo como comunicadores, y en esto incluyo al cliente, no es volvernos reductores de texto ni verdugos del contenido. Debemos ir más allá de prejuicios y clichés, y atrevernos a poner en práctica otras maneras de comunicación.

Una vez emitido, el documental de la marca Perú obtuvo elevados niveles de espectadores, además de las numerosas visitas en YouTube. Y estamos hablando de un formato con más de 10 minutos de duración. Desde lo anteriormente dicho, esto para muchos sería una locura. Algunos clientes exclamarían: “La gente se aburrirá”, “No estamos acostumbrados a ver historias tan largas”. “Mejor hagamos un comercial de 40 segundos con imágenes de Machu Picchu y listo”. 

“La gente no entiende…háblales en bruto”

En ocasiones, más de las que hubiera querido, he escuchado a algunos clientes y colegas decir esta frase poco feliz. Y la verdad es desalentador escucharla. Detrás de ella se esconde el fantasma del facilismo y el pensar que lo simple es sinónimo de simplón.

No me tapo los ojos. Sé que la gente no

Advertisement

Bolsa de Trabajo

Advertisement

Últimas Noticias