Connect with us

LA CERVEZA QUE LAMENTABLEMENTE JAMÁS FUE VENDIDA

Publicado

on

Neil French es famoso y respetado en todo el mundo por sus incontables premios para incontables clientes. Por su indudable talento como redactor y su habilidad para resolver campañas sin el uso de fotos, retoques, modelos, logos o cualquier otro elemento gráfico. Su mejor campaña, la de Chivas Regal, la hizo con puro texto. Por el rigor y “crueldad” que aplicaba en revisiones mundiales o en cualquier tipo de revisión creativa. Por sus encantadoras e inolvidables conferencias. Por dos de sus mejores discípulos: Tham Khai Meng y Eugene Cheong, ambos, piedras angulares de la red Ogilvy.

Por transformar en potencia mundial y poner en boca de todos a un mercado que alguna vez fuera desconocido y menospreciado por su creatividad: El asiático. Por su amor por los toros, los puros y los buenos restaurantes. Por su malinterpretado machismo en una conferencia en Canadá. Por crear un festival que se caracterizaba por premiar solamente prints: El Worldpress Award. Por viajar por todo el mundo como consultor creativo y por ser uno de los pocos redactores que logró estar presente en el Copy Book. El célebre anuario del D&AD que juntó a los mejores redactores de toda la historia (entre ellos Tim Delaney, David Abbott y Bob Levenson) para que éstos aconsejaran a las futuras generaciones sobre cómo escribir.

Pero de entre todos su logros, campañas y anécdotas yo destaco el ingenio, la creatividad, la simpleza, el humor y sobretodo LOS COJONES para vender e INVENTAR este producto. 
 

 

XO BEER. 

 

The object of the exercise was to prove to clients, who believed that things like beer, and shampoo and stuff like that, could only be advertised on television, that press was a viable medium.

 

After several false starts, when I floundered about, trying to make a half-interesting campaign out of statistics, I realised that the only way to prove something is to DO it.  

 

The statistics, after all, are available to everyone: Reiterating the damn things won’t actually persuade anyone. 

To cut a long story short, we invented a brand, we designed the pack, we advertised it, and there WASN´T any!

We went against all perceived rules. The beer was dark and extremely strong. We would have no pouring shots, no drinking shots, no male bonding, no status-symbols,

Advertisement

Bolsa de Trabajo

Advertisement

Últimas Noticias