Connect with us

HOLLYWOOD Y LIMA, CADA VEZ MÁS CERCA

Publicado

on

 

Ante el actual panorama incierto, depende de nosotros adoptar prácticas que nos permitan mantener una industria sostenible.

Observando experiencias de otros países, tal vez podamos encontrar una manera de encarar la situación presente.

Un caso emblemático en la industria de la postproduccíon es el de Rhythm and Hues, una empresa con más de 25 años en el mercado y cuyo último encargo, antes de desaparecer, fue la creación de todos los animales y escenarios de la maravillosa Life of Pi.

La industria de post en Hollywood trabaja muchas veces bajo un sistema Fixed Bid. Una  licitación, que gana normalmente el que ofrece el menor precio. El problema con muchas de estas licitaciones es que no contemplan cobros adicionales en caso de cambios, ya que estos son considerados parte del proceso creativo. Esto obliga muchas veces a las casas de post a trabajar en algo más complejo de lo que se presupuestó, o a tener que dedicarle a un proyecto mucho más tiempo del calculado originalmente.

Durante la creación de Life of Pi la cantidad de cambios y reprocesos por parte del estudio obligaron a Rhythm and Hues  a gastar más de lo que estaban generando, empujándola finalmente a la quiebra.
EL resultado final fue una película que recibió Óscares, mientras sus artistas, ahora desempleados, protestaban fuera de la premiación. Marchaban contra un sistema que está haciendo quebrar a algunas de las casas de postproducción más grandes de Hollywood.

¿Por qué aceptan las empresas gringas participar en este sistema, a todas luces contraproducente? Porque la presión de los estudios y la competencia entre ellas mismas las ha llevado por ese callejón sin salida.
Las empresas de post en Lima nos enfrentamos a una encrucijada similar. ¿Hasta dónde podemos ajustarnos, sabiendo que nos enfrentamos a una coyuntura complicada?

 

La respuesta no es fácil, hay muchos factores a nivel nacional que mueven nuestro mercado en una dirección, pero tengamos cuidado de no caer en un sistema como el feroz Fixed bid gringo, que podría llevarnos no solo a ofrecer precios bajos, sino a tener una industria alicaída, incapaz de competir con nuestros vecinos en la región.

 

Lo decisión pasa también por nuestras manos.

 

 

Advertisement

Bolsa de Trabajo

Advertisement

Últimas Noticias