Connect with us

Publicidad

El desperdicio de alimentos contamina (y mucho), alerta esta campaña

Publicado

on

Marketing Directo: El movimiento Too Good To Go quiere concienciar sobre el terrible papel que juega el desperdicio de alimentos en el cambio climático.

Al hablar de contaminación, las imágenes que se suelen venir a la cabeza son grandes fábricas con sus chimeneas expulsando humo. Sin embargo, no solo las factorías son fuentes de polución. Aunque muchos no lo puedan creer, hay muchas cosas de nuestra vida cotidiana que a día de hoy son muy dañinas para el medio ambiente y un ejemplo es el desperdicio de alimentos.

Un tercio de la comida que se produce en el mundo se desperdicia cada año. Ese filete olvidado en la nevera, una manzana que rompe con los cánones estéticos, la barra de pan que no se ha vendido en la panadería o la comida que los restaurantes tiran porque no ha sido vendida… Cada alimento tiene una huella de carbono y esas pequeñas desviaciones diarias hacia el cubo de la basura suponen hoy el 8% de las emisiones de CO2 mundiales. Tanto que, si fuera un país, el desperdicio de alimentos sería el tercer país más contaminante, solo por detrás de Estados Unidos y China.

Coincidiendo con la Semana Europea de Desarrollo Sostenible que se celebra del 30 de mayo al 5 de junio, Too Good To Go, la app que está luchando contra el desperdicio de alimentos, ha lanzado una campaña de publicidad especial para llamar a la acción y concienciar a la población sobre este terrible fenómenoy la relación entre el desperdicio de comida y el cambio climático.

Too Good To Go ha contado con la agencia creativa Socialclub y el ilustrador John Holcroft, famoso por sus ilustraciones satíricas sobre las incoherencias de nuestra sociedad, para diseñar esta acción especial que ha puesto en marcha en las principales ciudades europeas y en las plataformas digitales.

La campaña comenzó el pasado lunes con un teaser que mostraba lo que parecían unas chimeneas típicas de cualquier factoría expulsando humo, acompañado de la pregunta “¿Quién es el tercer contaminante del mundo?”. Y lo dejaba a libre interpretación.

Días después y desafiando todos los clichés, la imagen inicial se amplió para dar una nueva perspectiva y resolver el enigma, pues lo que al principio parecían chimeneas de una fábrica, en realidad era un tenedor. El objeto más cotidiano que viene a encarnar el desperdicio de alimentos, uno de los grandes problemas que están contribuyendo al cambio climático.

desperdicio-alimentos-grafica

En el caso de España, la campaña se activó en Madrid y Barcelona. Para ello se ha llevado a cabo un plan de medios que ha incluido en la capital madrileña jets de Metro, marquesinas digitales en calle, en los intercambiadores de Atocha y Sol y en centros comerciales (Madrid, Pozuelo y Móstoles) y por último en las pantallas del Palacio de la Prensa en Callao. En Barcelona han apostado por marquesinas de Metro, marquesinas digitales en algunas de las principales calles y en el intercambiador de la estación de Sants.

Además, esta acción se está acompañando con una campaña digital para toda España a través de las redes sociales de Too Good To Go donde a diario se están compartiendo contenidos para concienciar sobre el desperdicio de alimentos y se ha contado también con el apoyo de algunos influencers para dar mayor dimensión a la acción. La compañía también ha creado un sitio web donde ofrece información detallada sobre el problema del desperdicio de alimentos y la acción especial que está llevando a cabo y un vídeo en el que se resume esta problemática ambiental.

Esta campaña ha sido el punto de partida de una acción especial que Too Good To Go ha desarrollado para la SEDW. Esta es una iniciativa europea que pretende potenciar aquellas actividades, proyectos y eventos que promueven el desarrollo sostenible y trabajan acorde a los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) fijados por la ONU.

Con el objetivo de doblar la contribución y el impacto positivode la comunidad de Waste Warriors con el medio ambiente, del 30 de mayo al 5 de junio, Too Good To Go reta a sus usuarios a salvar el mayor número de comidas posibles. Y es que, por cada 100 packs de comida salvados a través de la app, la compañía podrá plantar un árbol en diferentes partes de Europa en colaboración con la compañía social Pur Projet.

El objetivo es poder salvar más de 400.000 packs de comida para reducir el CO2 causado por el desperdicio de alimentos y a la vez poder plantar más de 4.000 árboles que absorban el exceso de CO2 en la atmósfera. En definitiva, una doble contribución para evitar más de 2 millones de kilos de CO2 al planeta.

* Este informe fue el elaborado por Marketing Directo y es publicado en Mercado Negro por autorización de los autores, bajo un convenio que permite el intercambio de contenido de ambos medios.


Educación Ejecutiva de SISE presenta sus cursos de especialización en Social media e E-commerce. Si deseas más información sobre sus cursos, rellena el siguiente formulario con tus datos personales:

Advertisement

Chamba para Creativos

Advertisement

Las más leídas