Connect with us

DEDICATORIA

Publicado

on

Siempre me ha gustado leer las dedicatorias que el escritor, el músico o cualquier artista hace. Creo que es la parte en donde se le siente más cercano, reconoce sus debilidades, sale de su mundo y se humaniza.

Para Javier Mimbela, en una dedicatoria el autor: "reconoce sus debilidades, sale de su mundo y se humaniza"…
 
De la publicidad aprendí que en toda dificultad o problema, hay una oportunidad. Esta enseñanza se volvió a confirmar hace unos días.
Atrapado en el tráfico espantoso, insufrible (siguen sinónimos de los buenos y de los otros), me encontré de compañero de espera a un camión pequeño y viejo delante mío. Ahí parado, me dio tiempo para ver varias veces (frecuencia le decimos) la frase que tenía pintada en el parachoques. “A mi viejito”.
 
Sin darme cuenta, el mensaje lo releí muchísimas veces, hasta que me di cuenta que el camión representaba para el dueño su gran obra y que encarnaba exactamente, el mismo esfuerzo que a cualquier artista plasmar su trabajo.

Me conmovió el descubrimiento. Hay quienes dedican libros, discos, exposiciones, pinturas, poemas, obras arquitectónicas, tesis de doctorado. 

Y ahora me doy cuenta que también hay quienes dedican sus camiones, sus combis, sus taxis a quien inspiró su esfuerzo para conseguirlo. Tan valioso el uno como el otro.

Advertisement

Bolsa de Trabajo

Advertisement

Últimas Noticias