Connect with us

A LOS ARTISTAS DE LA PUBLICIDAD

Publicado

on

Esta es una carta abierta a todos los artistas  que luchan diariamente por ejercer de artistas a través de su quehacer como comunicadores y publicitarios.

A todos los que incansablemente dejan muestra de su ingenio en cada opinión, en cada reunión. A todos los que pelean por lograr que las decisiones se tomen desde el más puro instinto creador y se esfuerzan por plasmar sus más humanas e intimas obsesiones en cada foto, encuadre, guión o diseño.

A todos ellos les pido por favor: pierdan el miedo y abracen su verdadera vocación. O lo que es igual: por favor, sean consecuentes con ustedes mismos y abandonen esta industria.

Háganlo ya, y háganlo en primer lugar por ustedes, porque en verdad van a ser mucho más felices haciendo lo que realmente quieren hacer. Créanme, hay muchas más posibilidades de escribir un libro si uno ocupa su tiempo en escribir un libro. Lo mismo se aplica para un cuadro, una película, etc.

Y en segundo lugar háganlo por mí, para que la parte de mi vida que dedico a ser vocero y defensor de los intereses del capitalismo multinacional sea, también, un poco más feliz.

Señores Artistas que ocupan la totalidad de su tiempo en hacer publicidad, están confundiendo arte con comunicación. Y ojo, no digo que esté mal tener inquietudes artísticas que yo mismo tengo y promuevo, pero es irresponsable intentar satisfacer esos impulsos creadores con la plata del cliente y a pesar de la estrategia de comunicación. O más aún, intentar pasar a la Historia antes de contar bien la historia que cobran por contar.

En serio, salgan del closet, arriésguense a cuenta propia, busquen un mecenas o encuentren el tiempo para desfogar sus sueños post renacentistas lejos de las canchas de la comunicación publicitaria. No lo hagan con nuestra pelota. Finalmente somos otros los que terminamos pagando facturas ajenas cuando trabajamos con clientes recelosos, predispuestos contra nuestra profesión porque han tenido que lidiar con personas “confundidas” que intentan filmar cortometrajes existenciales con el presupuesto que ellos querían usar para comunicarse con el consumidor.

Bueno, eso sería como que todo.

Gracias por su tiempo y, por favor, dejen de quitarme el mío.

Milovan Radovic.
 

Advertisement

Bolsa de Trabajo

Advertisement

Últimas Noticias