Y ahora, ¿cuál es nuestro próximo mundial?

6 de julio del 2018

Por Alberto Goachet, socio y director general de marcas en Fahrenheit DDB

Empiezo esta columna en pleno vuelo de Sochi a Moscú, en un avión lleno al 100% de peruanos luego de ver el último partido de la selección en el Mundial. Imagino cientos de vuelos rojo y blanco enrumbándose de vuelta al Perú con una mezcla de tristeza y orgullo. Estoy seguro de que 32 millones de peruanos al otro lado del Atlántico comparten el mismo sentimiento.

Estas eliminatorias y clasificación al Mundial han logrado unir a un país como nunca antes y esto se ha sentido en todo el mundo.

Una gran cantidad de medios de comunicación no solo ha destacada la calidad del juego peruano, sino la impresionante presencia de hinchas en cada partido (hasta donde sé, estamos primeros en la votación de la FIFA como la hinchada #1 del Mundial). Un diario francés colocó en su portada, luego del partido con su selección: “Y al final, ¿cómo es posible no amar al Perú? Los hinchas peruanos regalaron una lección de vida y de alegría durante el partido, pero también en las 24 horas antes del encuentro. Ekaterimburgo recordará su estancia y nosotros a ellos”.

Prácticamente, Perú ha jugado de local todos los partidos desde las eliminatorias, incluyendo los de Rusia. Sin embargo, hace días vengo preguntándome: ¿dónde va a quedar esta unión, esta incondicionalidad por apoyar una causa, a partir de hoy? ¿Toda esta fuerza colectiva se desintegrará? ¿Cada peruano regresa a sus intereses personales y se olvida del bien común?

Quisiera pensar que no. Deberíamos tratar de que no. ¡Deberíamos hacer una promesa de que no! Hay más causas que nos necesitan juntos, con la misma fuerza, con el mismo sentimiento masivo que ha deslumbrado al mundo. Si nos unieron lemas como “Incondicionales al Mundial”, ¿qué tal si lo volvemos a hacer con otros como “Unidos contra el friaje”, o “Incondicional por la igualdad de género”, o “Juntos para salvar vidas de cáncer”?

Puede sonar ingenuo pensar que los 32 millones nos comprometamos con la misma causa, pero podemos intentar, cada uno de manera personal, en encontrar ese otro Mundial al que queremos clasificar y marcar una diferencia, más allá del fútbol.

*Artículo publicado en el diario El Comercio para Día1.

 


Si quieres tener más información sobre el Congreso Anual de Marketing 2018, déjanos tus datos:


Comparte esta noticia