Tribus sin plumas


Ningún exceso es bueno, siempre dicen por ahí, pero no es el caso cuando queremos conocer a nuestro consumidor. Mientras más detalles conozcamos y más a fondo entremos a conocer a nuestro mercado será mayor la efectividad de lo que nos proyectemos a realizar.

Si han escuchado la palabra “diversificación” vamos por buen camino, sino se los explico con un simple ejemplo de una de nuestras marcas peruanas favoritas: Leche Gloria. Pregúntenle a su papá cuántos tipos de Leche Gloria había antes en el mercado, seguro responderá uno, la lata azul. Tu seguro recuerdas de niño la lata azul y la roja. Hoy en día, pasas por el pasadizo de lácteos de tu supermercado favorito y … ¿Cuántos tipos de Leche Gloria vez?

Esa variedad, casi excesiva de opciones de leches se debe básicamente a la diversificación de productos, y como en el cuento del huevo y de la gallina, no sabemos qué fue primero: si la idea de las empresas en agrandar su portafolio y abrir nuevos mercados o si la necesidad del consumidor siempre estuvo ahí y fue identificada en el momento adecuando por las marcas.

Pero como el orden no altera el resultado en este caso, nos toca como empresas identificar esos espacios entre lo genérico y lo único, lo masivo y lo exclusivo del aspecto del consumidor que nos interesa para lograr la tan ansiada conexión rápida y certera entre nuestra marca y el cliente.

Y como nuestros clientes no están solos en una isla, estos nuevos perfiles forman mercados que se interrelacionan entre si formando grupos muy interesantes de análisis, con gustos muy específicos que si logramos identificarlos nos son muy útiles al momento de desarrollar cualquier productos o campaña que necesitemos.

Los podemos llamar “tribus” ya que no son grandes masas, como se conocían en marketing años atrás, sino que muestran personalidades únicas de cada grupo, con comportamientos de consumo muy diferenciados y marcados.

Algunas de mis tribus favoritas son:

Los Neo Solteros: son esos hombres y mujeres que dejaron de lado la formación de una familia por dedicarse al trabajo y a su desarrollo profesional. Tiene gustos refinados y un alto poder adquisitivo en temas del disfrute como buen comer y viajes. Ejemplo: Restaurantes 5 estrellas

Silvers: Son personas de la tercera edad, ya jubiladas con mucho tiempo disponible y fuerte poder adquisitivo. Siempre en busca de su comodidad y disfrute. Ejemplo: Viajes de lujo

Mujer Alfa: Es la mujer moderna, independiente y dueña de su tiempo. Puede tener o no hijos, pero no deja de lado su femineidad y se cuida mucho. Ejemplo: Marcas de ropa

Homosexuales: Grupo LGTB que comparten gustos muy similares, frecuentan los mismos lugares. Preocupados por su apariencia y su salud. Ejemplo: Gimnasios.

Generación Y: Los famosos millennials, jóvenes muy involucrados con la actualidad, con ganas de comerse el mundo, muy seguros de sí mismos y claros en sus gustos. Tienden a ser un poco dispersos y volubles en sus gustos, pero si logras captarlos, te amaran por siempre. Ejemplo: fastfoods.

 


Si deseas inscribir piezas en los Premios TOTEM 2018, déjanos tus datos para brindarte la información:



 

Comparte esta noticia