Connect with us

RESPIRANDO DIGITAL

Publicado

on

La relación de marcas con canales digitales debería ser casi simbiótica; sin embargo, a pesar de tener a nuestro alcance dispositivos que nos permiten llevar vidas tecno-sociales y estar siempre conectados, la mayoría de las marcas está todavía lejos de tener ecosistemas digitales que conformen este tipo de experiencias, llegando incluso a condicionar comportamientos.

A los canales digitales aún se llama ‘canales alternativos’, dada la relevancia de la tecnología en nuestras vidas, estos deberían ser canales primarios y deberíamos empezar llamando las cosas por su nombre, ya que esto genera una discriminación directa nada conveniente. Crear de principio una división entre los considerados canales alternativos y no alternativos origina un divorcio sin sentido, cuyos efectos van desde la disociación de equipos hasta luchas de poder por hacerse con una porción de presupuesto, ocasionando que el objetivo real y principal quede de lado y que nuestra atención se quede en la superficie de cuestiones higiénicas que deberían ser justamente eso, higiénicas.

Es importante que las buenas prácticas –que van desde dar un nombre apropiado, hasta elementos más profundos como establecer metas que generen dinámicas de equipo inclusivas, donde todas las partes actúan de forma colaborativa para conseguir los objetivos– sean interiorizadas y exigidas desde la pirámide de la gerencia, hasta el ejecutivo de tienda. Esta es la visión que trasmitimos en el Diplomado de Marketing Digital próximo a iniciarse en ISIL Educación Ejecutiva, plantear y diseñar procesos para la creación paulatina de ecosistemas digitales que apoyen la propuesta de valor de las empresas, generando experiencias diferenciadoras. 

Advertisement

Bolsa de Trabajo

Advertisement

Últimas Noticias