Connect with us

MIEDO

Publicado

on

Un representante de Greenpeace empezaba su charla diciendo: “Que yo recuerde Martin Luther King dijo yo tengo un sueño. No dijo yo tengo una pesadilla”.

De esa manera ponía sobre la mesa lo que él creía, era el principal error de su organización: basar durante años su estrategia de comunicación masiva en el miedo. Y ponía un ejemplo que graficaba perfectamente lo que quería decir.

¿Han observado a los venados cuando están comiendo o caminando tranquilamente y de repente sienten un ruido? ¿Corren? No. Se quedan quietos. Porque el miedo no los lleva a la acción. Lleva al terror y éste a la inmovilidad.

Me dejó pensando. Me hizo preguntarme si los comunicadores (ojo, no hablo sólo de publicistas) no hemos hecho lo mismo muchas veces porque creemos que el miedo es un insight que previene, que hace pensar, que hace cambiar.

Tal vez no haya nada más lejano de la realidad.

El miedo es una amenaza oculta, un chantaje solapado (si no haces esto te pasará lo otro) justificado siempre por encomiables fines educativos. Pues lo que hemos logrado muchas veces es disfrazarlo. Y el más creativo disfraz no cambia la esencia de lo que hay detrás de la máscara.

Pensaba por ejemplo en los noticieros de televisión que vemos todas las noches. En ese mundo de realidad exagerada, los hechos más importantes son los grandes asaltos, los niños mutilados o violados, el robo y el asesinato en cualquier esquina de cualquier barrio (nadie está libre, tengan cuidado, mejor no salga es el mensaje).

Sí, indudablemente esas cosas pasan. Pero cuando es lo ÚNICO que muestran los medios, parece que fuera TODO lo que pasa.

¿Me pregunto si el miedo del que hablaba este representante de Greenpeace, del venado inmóvil incapaz de reaccionar, no es el mismo que todos los comunicadores hemos estado usando (con la intención contraria, nadie lo duda) pero provocando no una sociedad reflexiva sino paranoica?

Sin ir muy lejos, ya lo vimos en la campaña municipal. No primó el acierto ni las ideas de unos, sino el miedo a los otros.

El miedo es un valiosísimo mecanismo de defensa que nos hace ir con cuidado en determinadas situaciones. Pero a niveles altos, es tal vez el arma psicológica más eficaz para destruir la voluntad de las personas y con ello, la posibilidad de cambiar.

JAVIER MIMBELA
 

Advertisement

Bolsa de Trabajo

Advertisement

Últimas Noticias