El portal de marketing y publicidad más consultado del país

La realidad del mercado audiovisual en el Perú

17 de marzo del 2017

¿En algún momento nos hemos puesto a pensar qué sucede detrás de las grandes producciones de comerciales o cine? Para descubrir este mundo de la realización, Mercado Negro invitó a dos grandes de nuestro país: el sonidista Mario Rivas y el técnico audiovisual Andrés Magallanes, quienes hablaron sobre la realidad del mercado audiovisual en el Perú.

Algo que llega a incomodar a los que se dedica a este rubro es la llamada ‘criollada limeña’, según Andrés Magallanes, “el mercado peruano a nivel técnico es bastante criollo. No hay una preparación al 100% en el nivel de los técnicos. Yo considero que debe haber escuelas que se preocupen en preparar a técnicos en el país”.

El año pasado, Congo Films anunció su salida de nuestro país. La empresa originaria de Colombia y con bases en distintos países de Sudamérica, trajo equipos nuevos como luces más potentes y grandes, cámaras profesionales de otro nivel (entre otros), todos diseñados para resolver los problemas estilísticos en una grabación. “Congo marcó una pequeña luz al final del túnel – comentó Mario Rivas – en el sentido de que podíamos llegar a tener un nivel internacional alto como para recepcionar producciones de afuera, que era una de las expectativas. El mercado local iba a ser capaz de abordar una producción del nivel internacional como nuestros vecinos Colombia, Chile, Brasil. Y desgraciadamente no estuvo a la altura”.

Un tema que ha sido discutido muchas veces es el trato de los equipos alquilados, y el hecho de que se suele culpar a los técnicos peruanos por ello. “Los equipos siempre se gastan, con técnicos peruanos o extranjeros – continuó Rivas –, es un trabajo profesional pesado. Los equipos van en avión, camiones, barco o lo que sea y transportarlos y armarlos para luego desarmarlos implica que se gasten”.

Magallanes también habló sobre las extensas jornadas laborales, generalmente ocasionadas porque los clientes hacen pedidos de último momento. “Se formó la Asociación  de Técnicos Cinematográficos del Perú para disminuir o concertar unas horas de trabajo establecidas a nivel regional, que ponía la jornada laboral en doce horas de trabajo. Se logró una pequeña unión, visitamos el estudio de abogados pero no se lograron muchas cosas por las disputas internas”. Además, Rivas añadió que en el país “tenemos muy poca formación gremial. Si quieres formar un sindicato tienes que asistir a las reuniones y aceptar que algunas veces ganas y otras pierdes en las votaciones que se hacen. Es importante entender que si quieres hacer algo hay que persistir”, finalizó.

Comparte esta noticia