El portal de marketing y publicidad más consultado del país

La palabra mágica en los negocios sigue siendo “relaciones”

26 de septiembre del 2017

Las relaciones de una marca o una empresa son a varios niveles y su éxito depende de la calidad de las mismas. Siempre hay espacios de mejora o mayor acercamiento; y en esos espacios están los peldaños al éxito.

En MADISON, nuestros clientes se dan cuenta de esto y nos contactan buscando apoyo para mejorar sus relaciones con clientes internos y externos. Nuestro trabajo se enfoca en ayudarlos a fidelizarlos y construir crecimiento a partir de esto.

Nuestra experiencia nos ha demostrado que, si bien en el centro de la estrategia de una empresa y sus actividades debe estar el consumidor, la construcción de relaciones empieza desde adentro. Debemos asegurarnos de fidelizar al cliente interno primero, para que se convierta en un promotor de ideas y de lo que ofrece la empresa. Ellos serán los encargados de enamorar a los clientes externos.

Es por eso que invertir en nuestros clientes internos es una inversión de alto retorno. Para que la gente trabaje bien, aporte e innove, debe sentirse bien. Cuando hay seguidores de una marca adentro, ellos transmiten eso al cliente externo. Y su fidelidad los convierte en los mejores vendedores. El marketing y los recursos humanos deben ir de la mano para que la organización cumpla con sus objetivos

A nivel nacional e internacional, hemos comprobado que aquellas empresas que deciden apostar por la construcción de las relaciones con sus clientes internos, sin importar lo difícil que puede ser la coyuntura, son las que tienen mayores posibilidades de éxito. Apuestan por organizar campañas y eventos que aportan a mejorar clima laboral, generar mayor compromiso, empoderamiento, mejorar competencias, consolidar valores y cultura de la empresa.  Todo esto se convierte en el semillero perfecto para la innovación, mejora y lealtad.

No se puede dejar de lado buscar como fidelizar al cliente externo. En una época en la que la mayoría de consumidores pueden tener acceso a una gran cantidad de información (y publicidad) de nuestra marca y de nuestros competidores, la experiencia que tienen nuestros consumidores con nuestros productos/servicios es la única forma de diferenciarnos y tener una ventaja competitiva sostenible en el tiempo.

Las relaciones de las marcas y consumidores, igual que las relaciones entre personas se alimentan de experiencias.  Conociendo bien la personalidad, gustos, tendencias, canales de comunicación, estilo, etc de nuestros consumidores, las empresas son realmente capaces de generar comunicación con contenido relevante, que se convierte en experiencias relevantes y atractivas.

Los consumidores se “enganchan” con una marca cuando lo que transmite en cada contacto hace sentido con quienes son ellos. Se convierten en fans y defensores cuando la marca es capaz de comunicarles y aportar con algo relevante. Cada grupo de consumidores es distinto. Al igual que en las relaciones personales, construimos diferentes tipos de relaciones según lo que nos aportan las personas, para el caso de las marcas, los consumidores se conectan con ellas porque estas pueden aportarles información, opiniones o posturas similares a las propias, entretenimiento y hasta humor.

En MADISON hemos aprendido que la clave es generar mejores y mayores vínculos con los clientes. Construir relaciones que los inspiren a acercarse constantemente y hacer a la marca parte de su vida por lo que les aporta.

Así que por más que pase el tiempo, el viejo dicho sobre la importancia de las relaciones en los negocios sigue siendo una gran verdad. Estas hacen la magia real que lleva al éxito a las marcas grandes y pequeñas en el cambiante mundo de hoy.

Por: Paola Mora, Directora Madison Agency Perú.

 




Comparte esta noticia