El portal de marketing y publicidad más consultado del país

Endomarketing: El recurso más humano

26 de julio del 2017

Pensaba en lo que uno aprende, o el benchmarking que hacemos con los colegas de Recursos Humanos;  buenas prácticas hay muchas, pero hoy por hoy, considero que no solamente basta con las ganas de querer hacerlo, sino que hay que aterrizar a nuestra realidad y adaptar claramente lo que impacte en nuestro lugar de trabajo; lo cual me gustaría explicarlo con dos ejemplos:

  1. En algún momento trabajé en la concesión alemana del aeropuerto, uno de los lugares ideales para trabajar. A todo el equipo de Gestión del Desarrollo Humano se nos ocurrió regalar gifts cards con un importe bastante generoso, y que cada persona compre lo que quiera, total cada quien es dueño de su gusto. “Grave error” los peruanos no estamos aún adecuados a la practicidad, seguimos siendo visuales, queremos ver el regalo plasmado.
  2. Estamos en los tiempos de la evolución de la mujer, en donde debemos demostrar que vamos a la par, ¿complicado no? Sí, porque en varias oportunidades es de la boca para afuera. Son los tiempos en que debemos dar a conocer que somos tan iguales ó mejores y lo más difícil creo, es  saber conjugar (a las que ya lo somos) nuestra labor de ser madres; aún estoy en ese proceso de aprendizaje.

Los que estamos metidos en esta área nos guste o no debemos tener altamente desarrollada los índices de frustración, trabajamos claramente con miles de universos que son las personas, convivencias, corazón y consideración hacia el colaborador (sueldos, empoderamiento, entre otras)

El éxito de la gestión con nuestra gente, depende del creernos diariamente los dueños de ella, el ir más allá de todo siempre; no simplemente “ponernos la camiseta” sino en tatuarla en nuestra alma y corazones;  en considerarnos siempre aprendices ávidos de aprendizaje y ser nuestros más duros autocríticos y aceptando la crítica de los demás.

Como alguna vez escuche y asimile por sobre todo, una carrera nos toma entre 5 a 8 años, el aprender a ser gente toda la vida.

 

 

 

 

 

 

 

 

Por: Lorena Nakashima – Jefe de Recursos Humanos Estudio Rodrigo Elias & Medrano.

 

 




Comparte esta noticia

Tags Relacionados