Connect with us

ACTUALIDAD

El “longhauling”: la práctica de taxistas de apps para cobrar de más

Publicado

on

Diversos medios han revelado cómo hacen los conductores de servicios de taxi por aplicación para realizar viajes más largos y caros.

La presencia de Uber dentro del mercado de transporte por aplicación es una de las más altas a nivel nacional e internacional, donde según los últimos estimados de Statista, los ingresos alcanzan los 59 mil 678 millones de dólares.

Sin embargo, diversos problemas surgen y se reportan a la compañía, algunos son producto de fallos técnicos, pero otros por una mala práctica de parte de los conductores. Este es el caso del cada vez más conocido “longhauling”, el nuevo término con que diversos medios estadounidenses han denunciado a los conductores del servicio de taxi por aplicación que deciden tomar rutas más largas entre el punto de partida y el destino.

“Los pasajeros no están enganchados a la tarifa más alta porque pagan un precio inicial fijo en función de la estimación ideal de la aplicación. Y aunque se alienta a los conductores a tomar la ruta más directa, pueden optar por ignorar a sus navegadores digitales para obtener una ruta que agregue millas adicionales. El pago de los conductores está determinado por el kilometraje y el tiempo real del viaje, que puede variar en función de las condiciones del tráfico o las desviaciones”, explica The Wall Street Journal  en un artículo que denuncia el caso.

Si bien el “longhauling” no representa un cobro extra al usuario por su viaje, sí determina una pérdida de tiempo innecesaria con un “paseo” que finalmente empresas como Uber son las responsables de cubrir en la factura.  Esta mala práctica revela la tensa relación que existe entre los conductores y las empresas de los servicios de taxi por aplicativo.

Sobre la experiencia de los aplicativos con sus usuarios, se sabe que este tipo de plataformas se encuentran en constantes estudios para determinar nuevas formas de contentar a sus pasajeros y hacer más eficiente su relación.

Por ejemplo, aplicativos como Lyft, ya ha creado un estatus de usuario llamado Zen, el cual sirve para advertir a sus conductores de que no deben tener conversaciones con su pasajeros.

Pese a este tipo de avances, lo que este tipo de empresas están obviando es el mejorar la relación con sus conductores, quienes denuncian constantemente que las compañías toman una comisión de hasta 25% sobre el viaje realizado. Cabe resaltar que este caso sirve de ejemplo para entender que el factor humano y laboral siempre será el “pendiente” que no termina de cuajar en este tipo de aplicativos.

 


Si deseas tener más información sobre el +Cartagena, deja tus datos en la siguiente ficha:



Bolsa de Trabajo

Últimas Noticias